Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

En lo que constituye la tercera modificación presupuestaria en menos de un mes, el Jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, dispuso una nueva ampliación de la autorización de gastos en lo que resta del año, pese a que según la Secretaría de Hacienda se llevan ejecutados menos del 74% del total de las partidas aprobadas para todo el año.

A diferencia de las dos anteriores, que significaron en conjunto un aumento neto de la autorización de gastos en $6.500 millones al Ministerio de Desarrollo Social para poder cumplir con las “Políticas Alimentarias”, dado la altísima proporción de la población en estado de indigencia, ahora la ampliación presupuestaria se extendió a $47.851 millones. Se trata de un 0,58% del total autorizado originalmente por el Congreso Nacional para el corriente año, por $8,39 billones.

Con esa partida suplementaria, quedó allanado el camino para poder ejecutar las medidas que implementó a comienzos de octubre el Banco Central y así poder poner más “platita en el bolsillo” mediante créditos para el campo y actividades ligadas al turismo y esparcimiento.

Justamente, según los considerandos de la Decisión Administrativa 971 firmada este martes por parte del JGM, Juan Manzur, y el ministro de Desarrollo Productivo -vice de Economía, Matías Kulfas, por estar el ministro Martín Guzmán participando de la Asamblea Anual del FMI, el incremento de la partida de gastos se reparte entre acciones turísticas, abordaje territorial y esparcimiento, a lo largo de todo el país:

  1. Obligaciones a cargo del Tesoro: $26.551 millones para asistencia financiera a Provincias y Municipios “en el en el marco de diversos convenios suscriptos entre estas jurisdicciones y el Estado Nacional”;
     
  2. Ministerio de Desarrollo Social: $10.850 millones para “abordaje territorial”. Se desagrega en $8.450 millones para el conjunto de los municipios; y $2.400 millones para las provincias;
     
  3. Ministerio de Turismo y Deporte: $7.956 millones para “Ayudas sociales a personas, Programa de Incentivos a la Preventa de Servicios Turísticos Nacionales “PreViaje” creado por la Resolución 305 del 11 de agosto de 2021; Programa Clubes en Obra, transferencias a la Comisión Nacional Antidopaje (CNAD); Apoyo financiero a confederaciones y federaciones, gastos de mantenimiento y reparación del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard);
     
  4. Ministerio de Cultura: $967 millones, la medida aprobó ampliar la partida para Ayudas sociales a Personas $760 millones con el propósito de “poder dar continuidad a las políticas implementadas para contribuir al sostenimiento de sectores de la cultura, con el fin de disminuir los efectos generados por la pandemia ocasionada por el Coronavirus Covid-19″, y el resto a otras necesidades de esa cartera;
     
  5. Ministerio de Economía: $1.517 millones para “Regulación del Transporte de Gas”, el cual es cubierto en casi una tercera parte con un ingreso extraordinaria por $485 millones, para reforzar los créditos vigentes del Ente Nacional de Regulación del Gas (Enargas) -organismo descentralizado-.

Ejecución presupuestaria

Como resultado de esos movimientos que se prevé serán financiados con $108 millones por fuentes financieras y $47.258 millones con disminuciones de Aplicaciones Financieras, surge un nuevo aumento del déficit presupuestario en $47.366 millones, en caso de que las nuevas partidas se ejecuten plenamente.

Desde el inicio del año el Gobierno, a través de la Jefatura de Gabinete de Ministros dispuso de 14 modificaciones del Presupuesto 2021 aprobado por el Congreso Nacional por un total de poco más de $1,34 millones sobre un monto inicial de $8,39 billones, es decir se elevó en 16,3%, en línea con el desfase entre la tasa de inflación esperada de 29% y la real que actualmente está por arriba de 50%, pero que Economía espera cierre un par de puntos porcentuales por debajo de ese umbral.

Hasta el presente, semejante desfase, al no tener contrapartida significativa del lado de los ingresos, se cubrió en 50,7% a través de transferencias netas de utilidades y adelantos transitorios del Banco Central al Tesoro Nacional y 49,3% con el “impuesto inflacionario”, determinado por la brecha acumulada de poco más de 21 puntos porcentuales entre la meta original y la tasa efectiva que registró el Indec hasta septiembre.

Se prevé que el plan “platita en el bolsillo” hasta las elecciones de medio término a celebrarse el 14 de noviembre supere los $110.000 millones. Por lo tanto, se esperan hasta entonces nuevas ampliaciones presupuestarias pese a que al contar como principales fuentes de financiamiento la asistencia del Banco Central a la Administración Central y el impuesto inflacionario tenga efectos negativos sobre el nivel de indigencia y pobreza de la mayor parte de la población que no será alcanzada con esas medidas.

Fuente: Infobae

Para comentar la nota hacé click acá

Leer más...
none