Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, ponderó la marcha del programa de reformas que la Argentina implementa en el marco de un multimillonario préstamo otorgado por el organismo multilateral y dijo que "sería una tontería" que un eventual nuevo Gobierno lo rechazara.

"Ahora que se ha realizado tanto trabajo duro, en un programa donde la protección social siempre ha sido una de nuestras tres prioridades clave, sería una tontería por parte de cualquier candidato dar la espalda al trabajo en curso", afirmó la abogada francesa en alusión a las elecciones de octubre en la Argentina.

El FMI otorgó el año pasado a la Argentina un crédito de unos 56.000 millones de dólares para enfrentar una crisis financiera y cambiaria que depreció su moneda a la mitad.

Ese monto es récord para la institución que, a cambio, acordó con el gobierno de Mauricio Macri un severo ajuste fiscal, aunque incluyó planes sociales para "proteger a los más vulnerables".

"Ahora estamos empezando a ver cómo funciona realmente el programa", subrayó Lagarde en la rueda de prensa de apertura de las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial.

"La economía argentina se encuentra en un punto en el que va a tocar fondo", señaló la directora gerente del FMI, pero aseguró que esto implicará un repunte posterior.

En su informe de perspectivas de la economía mundial, el Fondo dijo que la economía de Argentina se contraerá 1,2% en 2019, para expandirse a 2,2% en 2020.

El Producto Bruto Interno (PBI) se contraerá en el primer semestre de 2019 "a medida que la demanda interna se desacelera con políticas más estrictas para reducir los desequilibrios", indicó el organismo.

Asimismo, anticipó que la economía volverá a expandirse en el segundo semestre del año, mientras el ingreso real se recupera y la producción agrícola repunta después tras la sequía de 2018.

 

NA.

Leer más...