Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

El Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo – BID - aprobaron dos créditos para la Argentina por 1.850 millones de dólares que estarán destinados a solventar los programas de ayuda social.

En el caso del Banco Mundial, se trata de "dos préstamos que suman US$950 millones para apoyar a la Argentina en enfrentar las dificultades económicas y reforzar la protección social para las personas más vulnerables". El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, dijo que "este apoyo a la Argentina, enfocado especialmente en los sectores más vulnerables, llega en un momento crucial para nuestro país y es un claro signo de confianza”.

Según informó el Banco Mundial, "el primer préstamo será un desembolso rápido de US$500 millones para ayudar a cubrir las necesidades presupuestarias del país", una línea que "reconoce políticas públicas ya implementadas que impulsan el crecimiento inclusivo a mediano plazo".

El Directorio del Banco, además, "aprobó un financiamiento adicional de US$450 millones para el Proyecto de Protección de Niños y Jóvenes, con el objetivo de llegar a 250.000 niños que aún no están incluidos en los programas de asignaciones familiares, incluida la Asignación Universal por Hijo (AUH)".

El BID, por su parte, liberó préstamos por 900 millones de dólares  -de los cuales este año se desembolsarán US$ 600 millones- para apoyar, dijo la entidad crediticia “la sostenibilidad de programas de protección social de amplia cobertura entre la población de menores recursos de Argentina.

El apoyo del BID se concreta en el marco del programa que llevan adelante las autoridades argentinas y se enfoca en el área social para atender con acciones rápidas a los sectores más vulnerables de la población.

Según el comunicado del BID “esta primera operación contribuirá a mejorar las intervenciones de protección social, a través del fortalecimiento de la capacidad de gestión de los programas Hacemos Futuro, Becas Progresar y la Tarifa Social del Transporte Público, para orientar la oferta de capacitación laboral y búsqueda de empleo, monitorear las trayectorias educativas e implementar acciones de prevención de deserción escolar, y mejorar los sistemas de información sobre transporte público automotor, así como la ampliación de la tarifa social a localidades fuera del Área Metropolitana de Buenos Aires”.

Se estima que el impacto de este programa recaerá sobre al menos 4 millones de personas, de las cuales 235 mil son beneficiarios de Haciendo Futuro; 536 mil son jóvenes beneficiarios de Becas Progresar; al menos 2,9 millones son beneficiarios de la tarifa social del transporte público, y 360 mil personas más que serán beneficiadas con la extensión de esa tarifa.

Entre las acciones previstas se encuentran asegurar la sostenibilidad de programas de transferencias monetarias dirigidos a población vulnerable, promover la progresión y finalización educativa, así como la formación laboral integral de la población que recibe estas transferencias; mejorar la eficiencia distributiva de los subsidios a servicios públicos de transporte; y, mejorar la eficiencia de los programas de protección social a través de una mejora en la gestión de la información.

El crédito del BID de US$ 900 millones tiene 25 años de plazo de amortización con 5 años y medio de gracia y una tasa de interés basada en Libor.

Clarín. 

Leer más...