Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

Chaco, Corrientes, Neuquén, La Rioja y Córdoba son las provincias que la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios (CNEyDA) recomendó declarar la emergencia al Ministerio de Agroindustria. La medida se debe a los perjuicios que fenómenos climáticos provocaron a los productores.

La Comisión ratificó el pedido de ayuda de las provincias en una reunión de la que participaron el secretario de Coordinación y Desarrollo Territorial, Santiago Hardie, y el subsecretario de Coordinación Política, Hugo Rossi, junto a funcionarios de los cinco distritos.

Luego de la homologación de la emergencia, que será publicada en el Boletín Oficial, los productores podrán obtener los certificados en sus provincias para recibir beneficios fiscales y bancarios.

El Gobierno ya había declarado a mediados de febrero el estado de emergencia agropecuaria en Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, La Pampa y Río Negro debido las pérdidas registradas como consecuencia de los incendios forestales y las lluvias.

Corrientes fue afectada por vientos violentos que afectaron las explotaciones hortícolas en los departamentos de Bella Vista y Lavalle y en las localidades Colonia Carolina, del departamento Goya, y 9 de Julio, de San Roque.

En el caso de Chaco, incluye las áreas inundadas de los cultivos extensivos, exceptuados lo de segunda siembra.

Abarca a los productores de los departamentos chaqueños de 2 de Abril; Fray Justo Santa María de Oro y en el sector sur de 12 de Octubre.

En Neuquén comprende las zonas rurales, subrurales y periurbanas de los departamentos de Añelo y Confluencia donde las heladas tardías, las lluvias y el granizo afectaron a la fruticultura, horticultura y el forraje.

La emergencia en Córdoba contará con dos plazos: abarcará todo 2017 para las explotaciones ganaderas, tamberas, apícolas y frutihortícolas por el anegamiento de suelos, y del 1 de enero al 30 de junio de este año para las explotaciones agrícolas.

En lo que respecta a La Rioja la medida incluye a las explotaciones ganaderas afectadas por sequía en los departamentos de Independencia, General Ángel Vicente Peñaloza, Chamical, General Belgrano, General Juan Facundo Quiroga, General Ocampo, Rosario Vera Peñaloza, General San Martín y Capital.

También se declara la emergencia a las explotaciones agropecuarias afectadas por el granizo, la lluvia y los vientos en los departamentos riojanos de la Capital, Castro Barros, y en la localidad de Olta del departamento General Belgrano.

A partir de abril se realizarán charlas con los equipos técnicos de las diferentes provincias del país a fin de unificar criterios de trabajo en el tratamiento de la emergencia.

Además, el Ministerio trabaja en la elaboración de un proyecto de cobertura y seguros para los productores que sufran las consecuencias de ese tipo de desastres naturales.

"Nos propusimos junto al Consejo Federal Agropecuario (CFA) trabajar en el mejoramiento de la ley de emergencia, no reformarla, pero sí crear un registro de productores en emergencia, para asegurar que lleguen los beneficios, señaló Hardie.

El ministro de Producción de La Rioja, Fernando Rejal, reconoció "la tarea de la Nación y al acompañamiento por parte de sus funcionarios, las autoridades de Emergencias y Desastres Agropecuarios, que estuvieron con nosotros a la par de los productores".

En tanto que el secretario de Agricultura de Córdoba, Juan Cruz Molina Hafford, explicó que la provincia se vio perjudicada por la presencia de "un nuevo evento de lluvias extraordinarias en varias zonas".

Participaron también de la reunión el director nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios, Javier Caniggia Bengolea; el ministro de Producción de Chaco, Gabriel Tortarolo; el director de Economía Agraria y secretario de la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria de Corrientes, Luis Ramón Almirón; y el director de Desarrollo Productivo del Neuquén, Mariano Bondon.

Leer más...