Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

El empresario Carlos Wagner que declaró como “arrepentido” en la "causa de los cuadernos y bolsos K" involucró directamente a la ex presidenta Cristina Kirchner como jefa del sistema de recaudación ilegal.

El ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción declaró durante cuatro horas frente al fiscal Stornelli y dijo que tanto el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, como la propia ex Presidenta sabían de los pagos ilegales que recolectaba Baratta. 

Según la versión de Wagner, a la que los investigadores consideran verosímil y comprobable y en parte comprobada, las constructoras que ganaron licitaciones de obra pública durante la era K estaban adjudicadas de antemano y todos los participantes de esos procesos administrativos lo sabían. Incluso el Gobierno.

En su declaración como “arrepentido” afirmó que la distribución “trucha” de parte de los fondos estatales que sus colegas ganaban gracias a los contratos multimillonarios para construir infraestructura volvía a los Kirchner a modo de coimas o sobornos para poder continuar formando parte de ese “club” de beneficiados y beneficiarios. Según los investigadores, Wagner dijo que Cristina estaba al tanto de todo lo que pasaba y hasta sabía al detalle de cómo marchaba la “recaudación” entre empresarios que ejecutaban Baratta y otros.

La senadora con fueros Cristina Kirchner deberá presentarse ante el juez Claudio Bonadio en calidad de imputada como jefa de una asociación ilícita que juntó alrededor de 160 millones de dólares por fuera del circuito legal. Wagner aportó su testimonial que complica a la ex presidenta. Pero no es la única prueba que habría en el expediente en contra de Cristina.

 

 

Fuente: Clarín

Leer más...