Ampliar

El aumento de la divisa estadounidense, casi 7% en lo que va de julio, no tendrá incidencia en lo inmediato en el precio de combustibles, ya que la próxima autorización de subas está prevista para octubre. Esto se debe al acuerdo entre el gobierno y las compañías petroleras a fin de alinear el barril interno a la cotización internacional, según indicaron a Télam funcionarios del Ministerio de Energía y Minería.

En lo que va del año los precios de los combustibles aumentaron 8% en enero; en abril bajaron 0,1% en naftas y 2,6% en gasoil; y a comienzos de este mes se aplicaron alzas respectivas de 7,2 y 6%. Como está previsto, hacia fines de septiembre, la cartera que conduce Juan José Aranguren aplicará la fórmula polinómica que incluye, además de la suba del dólar, el valor internacional del barril del petróleo y el costo de los biocombustibles (que cortan en distintas proporciones a los combustibles locales).

El acuerdo vigente entre las autoridades nacionales y las compañías petroleras, que prevé las subas trimestrales, es de carácter temporario, hasta que los precios internos del crudo queden alineados con los internacionales, a comienzos de 2018.

En Energía y Minería defienden el esquema, porque -dicen- "permitió preservar miles de empleos en la Patagonia y les dio tiempo a las empresas de acomodarse a la nueva situación".

Fuente: Télam.

Leer más...