Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El tribunal rechazó la solicitud de una empleada de Kentucky, Kim Davis, que se negaba a otorgar licencia de bodas a personas del mismo sexo. La funcionaria frenó cuatro casamientos en los últimos dos meses.

Luego de dos meses de la legalización del matrimonio para personas del mismo sexo, Kim Davis rechazó en reiteradas oportunidades a parejas que querían contraer su vínculo legal. De hecho, cuatro parejas denunciaron a la empleada pública de Kentucky por su negativa.

La decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos era la última posibilidad legal que tenía Davis para continuar con su decisión, basada en creencias religiosas. Su abogado aseguró que ella estuvo toda la noche rezando. Por su parte, los letrados que patrocinan a las parejas que fueron rechazadas confirmaron que podrían denunciarla, con multas y hasta penas de prisión, si continúa con su negativa.

Leer más...