Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

 El Ministerio de Salud Pública realizó la Jornada de Uso Razonable de Antibióticos en conjunto con la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y la Sociedad de Infectología del Nordeste. El encuentro se realizó en OSDE y reunió a más de un centenar de profesionales de atención primaria de la salud, con el objetivo de corregir y mejorar el uso de antibióticos.

El subsecretario de Salud, José Luis Meiriño, encabezó la apertura de la jornada que reunió a médicos y enfermeros del campo de la atención primaria, con la finalidad –según explicó- “de abordar la correcta utilización de los antibióticos y explicar cómo los excesos provocan el incremento de la resistencia de los gérmenes, derivando en complicaciones y aumento de la mortalidad en los pacientes”.

La coordinadora del Servicio de Calidad y Seguridad de Pacientes de SADI y disertante invitada, Wanda Cornistein, señaló que en el 2020 la principal causa de muerte en la población será la resistencia antibiótica, según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “La posibilidad de capacitar en las provincias permite difundir la toma de consciencia sobre las contraindicaciones del consumo excesivo de medicamentos y el impacto negativo de la resistencia microbiana en la salud de la población”, agregó.

Por su parte, Lautaro De Vedia, jefe de la Unidad de Asistencia Respiratoria del Hospital Muñiz de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) -también disertante del encuentro-, aseguró que “la resistencia existe y es un problema que compete a los médicos, a la industria farmacéutica y a la comunidad”.

Según detalló el especialista, los medicamentos son herramientas que no poseen una “eficacia infinita” y “es necesaria la regulación del consumo porque en las prácticas ya se visibiliza la aparición de patologías difíciles de tratar con el antibiótico indicado”.

Importancia de la capacitación

De Vedia calificó como “fundamental” que los profesionales se actualicen sobre los cambios en materia medicinal e intercambien experiencias y conocimientos de manera constante para brindar la mejor calidad de atención a la población. En consonancia, Cornistein agregó que “en la práctica ambulatoria, el médico además de ser el que más prescribe, debería tomarse el tiempo para explicar a sus pacientes los riesgos de la medicación en situaciones innecesarias”.

Leer más...