Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El gobierno nacional lo había prometido meses atrás. Una idea del senador chaqueño Angel Rozas había generado interés político e iban a avanzar con ella. Finalmente, a pesar de una demora que tomó algunos meses más, esa idea se aprobó en el Congreso: el Estado devolverá una par del IVA de productos de la canasta básica.

Opinemos, con el archivo y con los números finales.

Pero el proyecto original prometía mucho más. El mismo Rozas había explicado que su primer "borrador" consistía en la devolución completa del IVA a, en ese entonces, una indeterminada cantidad de beneficiarios. Esta semana, tras la aprobación en el Senado de la Nación, supimos que la devolución no sería total. A saber: se devolverá a los consumidores el 15 por ciento del IVA, no el total de 21 que se paga con las compras a la gran parte de los productos que compramos.

En este caso se devolverá el 15 por ciento a jubilados, pensionadas, y por ejemplo a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo. Es una medida que apunta a darle un respiro a unas 8 millones de personas en un delicado marco económico.

Pero hay otros puntos que también dieron por caído el auspicioso proyecto inicial. 

EL TECHO PETISO

La devolución tiene un techo de 300 pesos. Es decir, lo máximo que podrán devolverte por mes equivale a 300 pesos.

Si comprás productos por 2 mil pesos, luego te devuelven a tu cuenta bancaria esos 300 pesos que representan el 15 por ciento, justamente; pero si tu compra es de 4 mil o 6 mil, la devolución es igual: sólo 300 pesos, como máximo, por mes. 4

Este techo petiso tendrá una actualización, dos veces por año. En enero será la primera. Si la inflación no cede, probablemente esos 300 pesos que hoy valen poco, en diciembre valgan nada. Si la inflación es controlada, al menos en parte, el beneficio sería más sustentable por más mínimo que fuere.

¿TODOS TIENEN TARJETA?

Otro problema: la baja bancarización de gran parte de los argentinos. Vemos en Resistencia, a cada principio de mes, como miles de -precisamente- jubilados y beneficiarios sociales hacen largas colas, a la intemperie, para cobrar "en mano" su dinero. No tienen acceso a cajeros, home banking, tarjetas de crédito o débito: están fuera del sistema. Y el proyecto aprobado por los senadores y asumido como logro por el gobierno nacional deja afuera a todos quienes no hagan sus compras con tarjeta.

Por una cuestión de sistema, el 15 por ciento del IVA se devolverá luego de la compra; ese dinero será devuelto en la cuentas bancarias. Para que el Estado te pueda devolver el IVA tiene que saber que hiciste la compra. Sólo ingresan en el juego las compras realizadas con tarjetas, algo que el Chaco no todos hacen

Quedan afuera las compras en efectivo, las compras en comercios pequeños, los del barrio, que no tienen el posnet. Y si por ejemplo en el hogar hay un solo beneficiario que tenga tarjeta para hacer compras, el techo seguirá siendo de 300 pesos mes, y no reflejará si en una familia hay dos o tres ciudadanos que pudieran acceder al beneficio y acaso no estuvieras adecuadamente bancarizados.

LAS PROVINCIAS... A PONERSE

El Estado recaudará menos, por esta devolución que se queda en las puertas de un verdadero alivio para los bolsillos más vulnerables. Pero lo cierto es que habrá menos recaudación porque se devolverá parte de un impuesto.

Se calcula que, si todos los jubilados, pensionados y beneficiarios de planes, accedieran a la devolución del IVA (algo que no va a ocurrir) el Estado recaudaría unos 22 mil millones de pesos menos. ¿Qué decidieron? Que ese dinero se "banque" a medias, entre la Nación y las provincias.

De este modo, el Chaco como los otros distritos, tendrían que hacerse cargo de la mitad de los fondos. ¿Qué opinarán los gobernadores?

¿QUÉ ES EL IVA?

El IVA es el Impuesto al Valor Agregado. Es uno los tributos más regresivos e injustos que se pagan en los países. Es un pago "forzoso" e inevitable para los consumidores que deben pagar un 21 por ciento más a cada valor de cada producto. Algunos, los menos, no tienen IVA o tienen un IVA menor al 21 por ciento. A la mayor parte, se agrega el 21.

Cuando las compras son registradas, facturadas, el comercio traspasa ese 21 por ciento directamente a la AFIP, al fisco, al Estado que recauda millones con el IVA.

 

Leer más...