Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Hace mucho mucho tiempo atrás, cuando los teléfonos celulares e internet no existían o recién comenzaban a tener visibilidad, la única manera de comunicarse eran los teléfonos fijos.

La empresa Telecom, líder por esta zona, ofrecía ese servicio que venía con una guía. Sí, una guía telefónica con los números de todos sus clientes, pero también ofrecía las famosas "páginas amarillas", un espacio exclusivo para empresas y comercios que deseen publicitarse y dejar sus datos de contacto.

A la región Nea, llegaba a la casa de los clientes de la empresa, una guía compartida entre Chaco, Corrientes y Formosa. Así, con sólo tener el nombre de una persona o comercio, consultabamos la guía y encontrábamos sus datos. Ahora, eso podemos hacerlo con internet y desde nuestro smartphone, bajo el verbo "googlear".

Sin embargo, las guías telefónicas siguen existiendo. ¿Quién las usa? Esta mañana, Diario TAG encontró a un repartidor, con una pila inmensa de las famosas "Páginas Amarillas". 

El repartidor contó que reparte "a comercios del centro, otros a domicilios, pero más que nada se reparte a comercios y bancos". Lo cierto es que ante la innumerable cantidad de papel que se gasta en la impresión de estas Páginas Amarillas, es inevitable preguntarse si aún serán necesarias habiendo tantas herramientas para acceder a la misma información que ellas poseen.

Para algunos aún será tradición consultar la guía, para otros una perdida de tiempo ya que hoy, un celular con 3G o 4G lo soluciona todo. ¿Un gasto innecesario? Seguro. 

Repartiendo Páginas Amarillas.

Leer más...
none