Ampliar

Se cumplen hoy 7 meses de la última vez que Maira Benitez fue vista en la localidad chaqueña de Villa Ángela, a la salida de un boliche cuando se subió a un auto que conducía Rodrigo Silva, el principal imputado por su desaparición.

Tras varios meses de investigación y de angustia y reclamo por parte de la madre de la joven de 19 años, aún hoy no se tienen pistas sobre su paradero o de lo que sucedió ese 17 de diciembre de 2016 con Maira.

Antonia Morán, madre de la joven, encabezó este lunes una nueva marcha acompañada por diversas organizaciones y movimientos sociales, para pedir por la aparición de Maira y mayores precisiones sobre la investigación por la que permanecen detenidas 6 personas. 

La multitudinaria movilización pasó por la Casa de Gobierno y llegó al Superior Tribunal de Justicia (STJ), instituciones a las que Moran reclama por “respuestas” en cuanto al avance de la investigación.

Leé más: Caso Maira Benítez: “Los perros reconocieron a Silva y a Cáceres”

Maira no aparece hace 5 meses: Su familia reclamó en las calles

Dura carta de la madre de Maira Benítez a dos meses de su desaparición

En el STJ, Moran a la espera de un encuentro con el procurador General, Jorge Canteros, fue recibida por procuradora subrogante, Dolis Fernández, quien le informó que “la causa no avanza hasta que estén todas las pruebas”.

Luego, la nutrida marcha regresó a la sede gubernamental donde Morán habló para los cientos de presentes: “Sigo buscando a mi hija y con la esperanza de encontrarla”.

A su vez, agradeció a “todas las organizaciones” que “siempre” la acompañan: “En mi pueblo, Villa Ángelo, no tengo este apoyo. Por eso vengo a Resistencia, a reclamar justicia y a pedir ayuda para la búsqueda de mi hija”.

En cuanto a la investigación por la que están detenidos 6 sospechosos, entre ellos Silva quien fue visto por última vez con Maira, la madre comentó: “Tuve que reclamar que me muestren una prenda,  en el campo donde se hicieron los allanamientos, y yo la reconocí, era de mi hija, y todavía quiero que me expliquen porque en su momento no me dieron  a conoce”.

“Pero, mi hija no aparece y los imputados no quieren hablar”, expresó Moran entre lágrimas y recordó que desde la desaparición de la joven vive “momentos de angustia y desesperación.

Tanto yo como mi nieta, la hija de Maira, esperamos y no tenemos respuestas”, sentenció.

 

Leer más...