Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El Ministerio de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial que dirige Guillermo Monzón estuvo trabajando en barrio Los Lirios realizando un operativo de constatación de información para poder avanzar hacia la entrega de actas de adjudicación del lote de las familias. La Unidad Ejecutora de Regularización y Adjudicación de Lotes (REAL) visitó a los vecinos en sus hogares para resolver conflictos de titularidad que se presentan en el barrio y entregar el acta a la mayor cantidad de familias posibles, quienes luego de esta instancia ya pasarían a obtener su título de propiedad de su inmueble.

Según el Registro Único de Beneficiarios del Hábitat (RUBH) realizado en el barrio en el año 2014, allí viven unas 71 familias dentro de 64 lotes. Este trabajo de registración social pretende, en lo posible, cubrir la totalidad de estos lotes, ya que actualmente sólo 50 se encuentran en condiciones de ser adjudicados, el resto presenta conflictos familiares de disputas por dominio o no cuenta con toda la documentación requerida y de esa manera no pueden avanzar hacia la entrega. Por lo mismo, estos lotes con conflictos recibirán actas de pre-adjudicación donde se comprometerán a resolver las situaciones que dificultan llegar al título, como los trámites de divorcios, situaciones de condominios, antecedentes y resolución de intereses comunes en la familia.

El trabajo social de la regularización

"La regularización social es de suma importancia para llegar al objetivo último por parte de esta unidad ejecutora que es la adjudicación, paso muy importante que conduce indefectiblemente al título de propiedad", explica la directora de REAL, Patricia Ameri. "Es una etapa muy sensible dentro de todo el proceso que realiza el Ministerio, ya que se trabaja con las familias y sus historias; sus deseos e intereses y los conflictos que existen en el interior de ellas", ahonda, "se utilizan todas las herramientas técnicas necesarias para llegar a resolver las situaciones que se detectan, a través de la mirada integradora en terreno y brindando a cada familia una atención personalizada de acuerdo al problema que presenta".

Detalló además que esta etapa de intervención requiere del acompañamiento de las familias de la comunidad: "Es un día y vuelta entre el Ministerio y la población beneficiada, ya que sin información y documentación no se puede avanzar. Es importante la participación de las familias para que juntos podamos ir resolviendo todas las  situaciones", concluyó.

Leer más...