Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Subsecretaría de Niñez Adolescencia y Familia, informa que no deben difundirse imágenes de niños y adolescentes que hayan sido vulnerados sus derechos.

Recuerda que existen pronunciamientos judiciales  dirigidos a comunicadores y medios de comunicación para que “se abstengan de exponer, difundir o divulgar datos, informaciones, o imágenes que permitan identificar y afectar la intimidad del niño, niña y adolescente que hayan sufrido vulneración de sus derechos como así también sus circunstancias bio-psico-sociales, por cualquier medio de difusión, llámese redes sociales de internet, o por cualquier medio tecnológico y/o escrito, y por los medios de comunicación social, sean gráficos, radiales o televisivos, notas, y/o carta y/o cualquier tipo de información”.

Así, se recuerda y ratifica la plena vigencia de la Ley Nacional Nº 26061 Protección Integra l de Niños, Niñas y Adolescentes, y la Ley Provincial 2086/C Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes.

Funda Marco Normativo, el Art. 10 de la Ley 26061, ratifica el derecho a la vida privada e intimidad de y en la vida familiar, en el art. 11 del Pacto de San José de Costa Rica, el Art. 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y los art. 17 y 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el que dispone a la libertad de expresión ciertas restricciones necesarias para asegurar el respeto de los derechos o a la reputación de los demás, asimismo las 100 Reglas de Brasilia de acceso de justicia de personas en condiciones de vulnerabilidad.

Con el objeto de realizar aportes que contribuyan a incrementar el sentido de la responsabilidad a la hora de comunicar sobre Niñez y Adolescencia, la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia solicita “…respetar la privacidad e intimidad de niñas, niños y adolescentes”, haciendo mayor hincapié el Derecho a la Dignidad de Niños, Niñas y adolescentes.

Se sugiere ante hechos similares:

  • Prescindir de mencionar el nombre y apellido de los niños y los adolescentes vinculados a hechos policiales o a cualquier caso que pueda lesionar su dignidad y reputación, a fin de evitar que se los identifique directa o indirectamente.
  • No mostrar fotografías de niños o adolescentes vinculados a hechos policiales o a cualquier caso que pueda lesionar su dignidad o reputación. Si se trata de una búsqueda de paradero, se recomienda proyectar sólo la foto proporcionada por sus familiares para su difusión. En caso de que no proporcionen ninguna foto y por lo tanto, se obtengan imágenes de otro lado, se aconseja emitir siempre la misma fotografía, la cual debe consistir en un retrato en primer plano. Una vez hallada la persona, debería dejar de emitirse la imagen, a fin de evitar la exposición de la niña, niño o adolescente.
  • No dar datos personales de los niños o adolescentes ni tampoco de sus familiares: dirección de la vivienda, teléfono fijo, celular o mail. Si se trata de una búsqueda de paradero, los datos deberían ser difundidos sólo mientras el niño o el adolescente se encuentre desaparecido. Una vez hallado, no debe volver a emitirse tal información.
  • No otorgar información sobre la composición de sus familias, ni sobre los vínculos familiares: evitar conjeturas que relacionen la construcción de la noticia con distintas situaciones, problemas e historias de la intimidad familiar.
  • Eludir ahondar en información sobre la institución educativa a la cual asiste: implica no mostrar la fachada de la institución o dar datos sobre la relación con sus compañeros, docentes, acerca de su rendimiento escolar o vida cotidiana en el establecimiento.
  • Evitar dar información sobre la situación de niños y adolescentes en temas judiciales, mucho más si se trata de testimonios en cámara Gesell. La identificación indirecta se concreta cuando se difunde información que permite deducir la identidad del niño o el adolescente -nombre y apellido de padres, madres o hermanos, calle donde vive, vecinos, establecimiento educativo al cual asiste, entre otros datos.
  • No dar detalles sobre enfermedades físicas o psíquicas vinculadas a niños o adolescentes. Evitar un tratamiento de la noticia que revictimice al niño o adolescente, mediante entrevistas o informes que focalicen en la situación traumática vivenciada por ellos.
  • Prescindir de hablar sobre la intimidad sexual de los niños y adolescentes y evitar también informar y conjeturar acerca de la intimidad sexual de sus familiares.
  • Evitar la difusión de materiales publicados en las redes sociales para la elaboración de un perfil del niño o el adolescente, a partir de conjeturas acerca de sus consumos, gustos o actitudes.

Asimismo, recuerda que los medios de comunicación tienen, entre sus funciones esenciales, contribuir con la promoción y protección de los derechos fundamentales del niño y en la puesta en práctica de los principios y las normas de la Convención. Y bajo ningún concepto pueden cercenar o violar derechos de la niñez, consagrados en el Artículo 75 inciso 22 de la Constitución Nacional (Convención Internacional sobre los Derechos del Niño) - Ley 23.849, y en la Ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

 

 

HACÉ CLICK ACÁ Y DEJÁ TU COMENTARIO.

Leer más...