Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El gobernador viaja martes a Buenos Aires con una cargada agenda de gestiones y reuniones con funcionarios nacionales. El tema prioritario será la emergencia hídrica y la asistencia a los inundados.

El primer mandatario explicó que ahora se trabaja, en primer grado de importancia, en la atención de la emergencia, para contener a las personas y darles asistencia, pero remarcó también que trabajará para dar futuras soluciones una vez que el agua baje, sobre todo en el sector productivo: “El gran efecto es que queda dañado todo el sistema y la gente se queda sin poder trabajar”.

Explicó que el sistema de defensas de la provincia, en el que se invirtió en los últimos 20 años más de 250 millones de dólares, funciona bien, de otra manera las consecuencias respecto al fenómeno actual sería aún mayor.

No obstante, destacó que existen obras prioritarias a futuro –en cuanto a prevención de inundaciones- que tienen que ver con el sistema de defensa del barrio San Pedro Pescador, “está en licitación y queremos que se ejecute”, aseguró.

Además señaló que se trabajará en un sistema integral de mantenimiento de defensas: “Analizamos la situación y coincidimos en que por los años puede tener deterioros”, dijo, al tiempo que anticipó que el objetivo será, “una vez que pase la emergencia, rever el sistema de bombeo, adecuarlo a las nuevas necesidades, cambiar las bombas y tener un sistema de alerta con tecnología moderna", y agregó: "También se verá la posibilidad de trabajar en un plan de viviendas para zonas que se inundan indefectiblemente, como los humedales, donde podría construirse casas palafiticas”.

 

 

Leer más...
none