Ampliar

El gobernador Domingo Peppo destacó la organización de todas las áreas de Gobierno para mantener el orden social, en conjunto con el gobierno municipal, ante el autoconvocado Encuentro Nacional de Mujeres. Recordó que "el gobierno no participó en la elección de la sede", así como sucede anualmente en todas las provincias del país; y aseguró que "se trabaja para restaurar mínimos daños en la ciudad".

“Vale aclarar que realizar el Encuentro Nacional de Mujeres en Chaco, es una decisión autónoma que la han tomado las mujeres en el encuentro anterior. No piden permiso y lo hacen, y nosotros como Estado, hemos brindado recursos para preparar la ciudad ante la llegada de más de 50 mil personas, y garantizar seguridad y servicios tanto a las visitantes como a los propios chaqueños”, expresó el mandatario.

Peppo consideró que el ENM “fue un espacio de debate que tendrá logros importantes”, y lamentó los hechos de violencia que se dieron por parte de un grupo minúsculo de personas.

“Repudiamos los disturbios en la Catedral y cualquier acto de intolerancia extrema contra las creencias y los pensamientos personales. Fue un grupo violento de unas 50 mujeres que se encontraban alejadas de la marcha, y que con una total falta de humanidad ultrajaron la moral de todos los cristianos y ciudadanos chaqueños en general, así como además violentaron periodistas que se encontraban trabajando tirándoles piedras", expresó el gobernador.

En esta línea, el mandatario destacó el accionar de la Policía del Chaco, que “mantuvo el orden, la tranquilidad y la seguridad en una ciudad que se vio copada de personas como nunca antes visto”. Indicó que, en el momento de los disturbios, “la fuerza de seguridad intervino rápidamente y volvió el orden a la zona de la Catedral”.

Peppo consideró como “lamentable este costado del Encuentro”, pero indicó que, en otras provincias, donde los gobiernos no prestaron colaboración, los desmanes fueron mucho mayores y sin ningún control. “A muchos no nos gusta que vengan a pintar la ciudad, pero creo que fue lo menor en un escenario de situaciones que pudieron haber sido mucho peores. Solo fue un grupo minoritario el que vino hacer desmanes, pero nosotros estábamos preparados”.

“Estuvimos a la altura de las circunstancias, y hoy ya se está llevando adelante un operativo de saneamiento en la ciudad”, manifestó y destacó los operativos de seguridad, limpieza y atención permanente de la mesa de ayuda, así como la atención de Salud e información turística.

El gobernador consideró que “el gran trabajo de planificación que se hizo para la recepción de casi 50 mil mujeres, hace que la ciudad se comience a consolidar como centro de grandes eventos. Hemos generado las condiciones para que se desarrolle con normalidad, un encuentro en el que no fuimos parte de la organización”.

Por último, Peppo valoró la oportunidad de albergar un evento trascendente mundialmente: “La calidad institucional y el respeto por lo que piensan los demás es patrimonio de todos los chaqueños que podrán estar de acuerdo o no con los temas debatidos y la forma de expresarlo; pero fue mayor el saldo positivo y la provincia demostró estar a la altura”.

Leer más...