Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

La agrupación ciudadana Padres en la Ruta de Resistencia esta próxima a cumplir 15 años de trabajo comunitario voluntario y social, ante ello señalaron que obtuvieron “muchos logros frente a males sociales como el clásico chapeo, las coimas y las muertes en la avenida Sarmiento de nuestra ciudad” y rememoraron sus inicios y su trayectoria. 

“Era agosto del año 2005 cuando un gran grupo de ciudadanos comunes decidió abandonar el cómodo sillón del habitante y ponerse el overol del ciudadano. Luego del lamentable desenlace del siniestro vial que se llevó la vida del querido joven Nicolas Dzienisik, episodio que sacudió nuestra sociedad y provocó la reacción de muchos vecinos de Resistencia que veíamos con mansedumbre y apatía la muerte de un joven por mes en la Avenida Sarmiento.

Preocupados por ver tanto dolor y pérdida de vidas, empezamos a recorrer cada tragedia y observar que la negligencia, la falta de pericia para conducir correctamente y la ingesta de alcohol de los conductores eran las causas más comunes.

Basta, dijo gran número de amigos, vecinos comunes, gente conocida y no conocida pero conmovidos por igual ante tanta desidia y lenta tragedia. El antiguo salón del Cecual de Irigoyen y French albergó las primeras reuniones de cuantiosos vecinos preocupados que buscábamos hacer algo para frenar las muertes y corregir esta rutinaria desgracia.  Se logró traer desde General Dehesa (Córdoba) al creador de Padres en la Ruta en esa localidad donde la muerte y los jóvenes mutilados se multiplicaban cada fin de semana. Y nos contó qué hacían y cómo lo hacían. Sólo copiamos una maravillosa idea: participar e involucrarse, única fórmula efectiva para provocar un cambio positivo. Y fue así que salimos a las calles, primero a llamarle la atención a nuestros vecinos y después, directamente a controlar los controles y a cruzar la difícil frontera de la apatía y la indiferencia”.

Además, hicieron hincapié en los logros obtenidos, al “frenar con el chapeo, las coimas y las muertes”.

“Más que importante fue el resultado de esa acción social de un grupo de ciudadanos que decidimos ponernos un chaleco de color llamativo para decirles a las autoridades, funcionarios, inspectores, policías y a toda la ciudad: acá estamos”.

Y recordaron los pesares que debieron afrontar “frías o calurosas madrugadas, mosquitos, escupitajos, insultos, amenazas, una que otra felicitación y hasta un atentado con una bomba de tiempo preparada, tuvimos que soportar para lograr nuestro objetivo”. 

Desde entonces no se habló más de aquellos “chapeos de funcionarios o amigos del poder que pretendieron zafar de los controles”, aseguraron y agregaron que “nunca más se observó ni comentó un caso de coimas tan común hasta ese momento y lo que significa hoy para esta valiente agrupación, el logro más trascendental e importante: ninguna muerte más en la avenida Sarmiento a causa de la ingesta de alcohol por parte de irresponsables conductores”.

Sin embargo reflexionaron sobre lo que resta por hacer “existen personas de todos los niveles sociales en nuestra comunidad que siguen despreciando la vida, propia y de terceros, a pesar de los continuos controles que se llevan a cabo y que por lo tanto hay que seguir agudizando el ingenio para ver cuál es la salida del túnel, sea agravando las sanciones, inhabilitando conductores, tomando exámenes especiales y fundamentalmente psicológicos a los que conducen vehículos de porte mayor como ser camionetas, autos de alta gama, etc.,  que es el sector más irresponsable y mayor responsable de los siniestros viales”.

Agradecieron, además, a las instituciones que se sumaron y dieron su apoyo para que dicho proyecto sea efectivizado de manera integral con los diversos actores sociales.

“Lógicamente que esta gran guerra no se gana con pocos soldados, fue necesaria la comprometida participación de los inspectores municipales, agraviados, amenazados, insultados y sacrificados que le pusieron y le siguen poniendo el cuerpo a los controles estrictos, también la Policía del Chaco se sumó a esta gran cruzada y prestó sus servicios de manera eficiente y decidida, asimismo, las juezas de Faltas Municipal y Provincial han soportado y aportado innumerables actuaciones no sólo impartiendo justicia y haciendo cumplir la ley sino también han aportado un valioso trabajo docente con los infractores más complicados”.

“Miles de anécdotas, historias y casos han pasado por estos controles, pero lo más importante es que el trabajo conjunto basado en la reacción y participación ciudadana le está ganando a la muerte y como decíamos en un principio: cuando nuestros hijos nos pregunten, y vos, ¿qué hiciste para cambiar las cosas que estaban mal?, nosotros tendremos una respuesta: "nos involucramos y ganó la vida”, concluyeron. 

Leer más...