Ampliar
La Jueza Federal Zunilda Niremperger recibió a DiarioTAG
La Jueza Federal Zunilda Niremperger recibió a DiarioTAG
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

La jueza Federal Zunilda Niremperger recibió a DiarioTAG, para dialogar sobre diversos temas de actualidad. Categórica y segura acerca de la realidad judicial expresó “como se llevan a cabo las operaciones bancarias bursátiles y financieras, posibilitan el lavado de activos”, “los fideicomisos son pozos negros que no se sabe de dónde viene ni adonde van”, “el dinero compra muchas voluntades” “nuestro sistema judicial no funciona, en principio, porque no hay jueces”…

¿El talón de Aquiles del narcotráfico es el lavado de dinero? ¿Cómo está la legislación argentina en relación a ese tema?

Nosotros tenemos una legislación que hay que modificar, sobre todo en cuanto a las herramientas para la investigación del lavado. La forma que opera la banca mundial y como se llevan a cabo las operaciones bancarias bursátiles y financieras, posibilitan el lavado de activos.

También faltan barreras suficientes para realizar determinadas operaciones financieras, lo que facilita que cualquiera pueda venir a invertir y comprar un bien –a pesar de que existe una normativa que dice que hay que averiguar  la procedencia de los fondos-, la realidad es que no se toman suficientes recaudos. Cualquiera puede comprar inmuebles por ejemplo, que es una de las mejores formas de “lavar” el dinero, como así también joyas u obras de arte, pero en nuestro país se caracteriza por las operaciones inmobiliarias o por la construcción.

Nuestra misma causa de lavado de activos que tuvo como delito procedente a “Carbón blanco”, y la mejor forma que ellos tuvieron para blanquear el dinero proveniente de ilícitos o que se supone de tal procedencia es a través de las operaciones financieras como es la construcción de edificios. La mayor parte del dinero utilizado y que sería procedente de delitos, se encontraría volcado en la compra de edificaciones que estaban en mal estado, o en quiebra. Se le suma un activo, los reconstruye y con una característica específica de estos tiempos como es la conformación de un fideicomiso. Que es un pozo negro que no se sabe de dónde viene ni hacia dónde va”.

A nivel de investigaciones también el tratado contra el crimen organizado y el terrorismo establece distintas herramientas que tienen los jueces y fiscales para poder clarificar los delitos como algunos acuerdos que pueden llegar a hacer los fiscales o jueces en presencia de la defensa, para lograr que un imputado –por ejemplo- de datos importantes, que puedan desbaratar a la banda o que pueda dar razón o datos de donde se encuentran los bienes o el dinero.

¿Está de acuerdo con La ley del Arrepentido?

Los delitos complejos son muy difíciles de ser investigados y en un lavado de activos, o para llegar al primer eslabón en la cadena del Lavado de Dinero en el narcotráfico, es muy difícil si no cuenta con alguien que pueda describir las maniobras o dar un dato importante y que esté dentro de la organización. Desde afuera es muy difícil poder dar con estos datos importantes”.

Hay un montón de cuestiones que se discuten como contrarias al Derecho de Defensa y creo que todas las herramientas que el derecho nos pueda dar y siempre que se pueda y se tomen los recaudos necesarios, que estén declaradas por ley y donde se respeten estrictamente los protocolos de actuación y el Derecho de Defensa y la voluntad de quien quiere ofrecer datos, me parece que deberían ser tenidos en cuenta.

Más allá de la división de poderes, ¿porque no hay un trabajo en conjunto para que el legislador aporte con su trabajo y la justicia con el suyo, enriquezca a ambos para una ley más fuerte? ¿Hay intereses detrás de ellos?

Intereses siempre hay detrás de todo.

Es algo que está claro. El dinero es el principal motor que mueve el mundo y que mueve especialmente a las empresas criminales. Compra muchas voluntades.

Un ex fiscal de EEUU que está en el Observatorio de Análisis de los Delitos de Narcotráfico y Lavado de Activos, que se supone que  400.000 millones de dólares se mueven anualmente en estos negocios criminales. Y que el 15% de eso, queda para la corrupción. Si sacamos la cuenta de eso. El hacía una comparación, que en Argentina estamos hablando de 360 millones de dólares anuales, que se reparten entre funcionarios, administrativos y todas aquellas personas que sean necesarias para mover el negocio.

Intereses hay en todos lados, son normalmente económicos o de poder y llegan a los distintos poderes, porque es allí donde se toman las decisiones y también donde se pueden poner obstáculos a la realización de estos delitos. Lo que yo he visto, es que en la discusión de las leyes más importantes como leyes penales o de lavado de dinero por ejemplo, no se convoca a personas que están en la práctica como un juez que está en la frontera, o a los policías que las cuidan. Ellos deben estar junto al catedrático, para discutir realmente cuales son las leyes que nos están faltando en la legislación. Para que después podamos conformar una legislación coherente con esta realidad. 

Nosotros tendemos a copiar modelos que no son aplicables a nuestras realidades. No es la misma realidad que se vive en Buenos Aires, con la que se vive en Formosa, en Salta o en Santa Cruz, en todos los aspectos. El narcotráfico está en todo el mundo y en nuestro país en todos lados, pero de distintas maneras, y en cada sector, operan de una manera distinta.

En nuestra frontera que es muy porosa, pueden entrar todo tipo de mercaderías. Nuestra realidad provincial en Chaco, -que es distinta a Santa Fe y Rosario- es que están tomando el territorio por la forma particular que actúa el narcotráfico. Primero tratan de entrar la mercadería, luego poder pasarla libremente, poder llevarla a destino, pero a su vez, en el camino, también necesitan de ese amplio margen de consumidores que ha aumentado notablemente. Hoy tenemos un gran mercado interno de consumidores. Y comienza entonces la lucha por el territorio. ¿Quien se ocupa de esta parte de la población? No son iguales las realidades en todos los lugares, aunque la problemática sea parecida,  se manifiesta de distinta manera”.

¿En relación al tema del dinero, su presupuesto es suficiente para la tarea que realizan los juzgados? ¿Cuáles son las carencias?

En principio, en los Juzgados Federales, no hay jueces. Si no hay jueces, no existen los juzgados. Si bien hay equipos que trabajan, dependen de las decisiones de un juez. Si un magistrado no está a disposición de los empleados para dar las órdenes determinadas y para atender al personal prevencional o para dirigir a la policía o fuerzas de seguridad para hacer un procedimiento o una investigación. Si no hay un juez que de las órdenes en el momento oportuno, ni se ocupe de los imputados en caso de venir a juicio, ese juzgado no puede funcionar.

Nosotros tenemos en la jurisdicción de la Cámara Federal de Apelaciones que es Chaco, Formosa y Reconquista, tenemos el juzgado de Sáenz Peña, los dos de Resistencia, el de Reconquista y dos en Formosa. Y hay solamente dos jueces titulares que es el juez de Reconquista y yo. Personalmente tengo a mi cargo, dos Juzgados Federales, pero hubo momentos, en que tuve tres. El Dr. Alurralde tiene dos juzgados a su cargo, y en Formosa los dos juzgados federales son atendidos por un juez que viene de Corrientes, que ni siquiera pertenecen a nuestra jurisdicción.

No podemos decir que hay malos jueces, no estamos hablando de la bondad de la persona, sino que es imposible realizar un trabajo debidamente. Si vamos a hablar de recursos, lo principal es la designación de un juez que tome las decisiones correctas y se ocupe especialmente de la aplicación de la ley y de la investigación de los hechos. De allí vamos a todo lo que se necesita en un juzgado, si no tengo hojas para imprimir o proveer, o alguien que atienda el sistema informático, o hay una sola persona para toda la jurisdicción, porque otra está de vacaciones y otra con licencia por enfermedad. Se nos cae el sistema y estamos parados para avanzar. Se necesitan fotocopiadoras, computadoras que funcionen, espacio físico para que el personal trabaje adecuadamente. El juzgado 1 está lleno de personas que se hacen lugar entre los expedientes.

¿En tema de su seguridad personal, como se siente Ud?

Es un tema que no me ocupa ni un segundo de mi tiempo. Si tuviera miedo, no estaría trabajando en este cargo.

¿Las demoras en la justicia, para resolver un caso, son normales?

Que no se ocupen de resolver los expedientes, es como en cualquier caso que se tramita en la justicia. Hay muchas causas importantes en la Argentina que no nos estamos ocupando y a veces hasta por una imposibilidad material. Si me dicen cuántos expedientes hay en el Juzgado Federal 1 sin sentencia, de un jubilado que tiene que cobrar una diferencia salarial, no se especificar cantidades, y es tan importante como la indemnización que pide una madre que perdió a su hijo en un choque en la Ruta Nicolás Avellaneda y que lleva 10 años o más en proceso y no llega a una sentencia condenatoria.

Es importante que no se llegue a una clarificación de los hechos en la causa de Nisman. Como también es importante que no se llegue a una sentencia condenatoria de cualquier hijo de un funcionario o de personas que son amenazadas por haber estado tratando de cumplir con sus funciones. Todo es muy importante. Eso crea inseguridad y descreimiento en quien lo padece pero también en toda la sociedad, y eso a su vez es como el huevo y la gallina. Porque la inseguridad crea mayor inseguridad. A la vez que yo me siento desprotegido comienzo a hacer cosas para protegerme y creo sensación de inseguridad en todos los que están alrededor y que por allí no fueron las víctimas directas. Entonces creo que tenemos un sistema que no funciona.

 

Leer más...