Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Basura, botellas, restos de comida, colillas de cigarrillos, de porros, plásticos, cajas, excrementos de caballos, en la tierra, en el pavimento, en el río, pastos altos, bolsas de residuos rotas. Todo eso se ve en el Parque de la Democracia, sobre la avenida Sarmiento de Resistencia. Las fiestas de fin de año salen a las calles, y el sitio sufre las consecuencias de las emociones nocturnas.

El espacio, inaugurado este año, y que se convirtió en un necesario pulmón de Resistencia, huele mal y parece abandonado a su suerte. 

La basura y los residuos son un gran déficit de la administración saliente de Aída Ayala en Resistencia, justo en las horas en las que asume el nuevo intendente Jorge Capitanich, quien deberá tener entre sus máximas prioridades la limpieza de la ciudad.
 

Ni el río Negro se salvó de las botellas, plásticos y papeles.
 

El parque es solo un ejemplo: sobran basurales, grandes y pequeños, falta de basureros en las calles, una recolección de residuos defectuosa en distintas zonas, y una cultura del desgano por parte de los resistencianos que ensuciamos con impunidad.

Leer más: Postales de la mugre: el Parque de la Democracia, nuevo basural
 

Vos podés sacar tus propias conclusiones, mirá las fotos en esta y las noticias relacionadas: así se ve el Parque de la Democracia, en horas de la tarde, cuando ya pasó tiempo suficiente para que alguien limpie. 
 

 

 

 

 

Leer más...