Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

La Secretaría de Ambiente del Municipio de Resistencia realizó el primer mapa del ruido, que siente las bases para iniciar un plan para mejorar la contaminación sonora en la ciudad.

De acuerdo al informe, independientemente de las características de cada zona y el horario de investigación, se observaron mediciones que superan los niveles máximos propuestos para cada ámbito urbano, divididos en la ordenanza municipal Nº 3593 “Ruidos molestos”.

De esta manera, el estudio deja en claro que “existe contaminación acústica en el microcentro de Resistencia” y arroja aun datos más alarmantes en las avenidas principales, ya que sobrepasan el umbral de lo permitido según lo establecido por la Ordenanza Municipal N°3.593/98.

“Una vez obtenido los resultados, se volcaron los datos en un mapa de interpolación, resaltando las zonas más afectadas con respecto a la contaminación acústica y se pudo determinar que existen en su mayoría valores excesivos del nivel sonoro, que afectan enormemente a la población”, sostiene la Secretaría.

Además, señala que “es preocupante lo que se demostró a través de este estudio, ya que el término contaminación acústica hace referencia a un sonido molesto que puede producir efectos fisiológicos y psicológicos nocivos para una persona o grupo de personas. La contaminación acústica en Resistencia es fuerte un llamado de atención para que se establezcan políticas viales para disminuir el ruido”.

El tipo de investigación aplicada es de carácter cuantitativo descriptivo, para ello se tomaron como muestra las avenidas: Av. Alberdi, Julio .A. Roca, Rodríguez Peña, Av. Castelli, Av. San Martín, Av. Las Heras, Av. 9 de Julio, Av. Frondizi, Av. Velez Sarfield,  Av. Paraguay, Av. Laprida, Av. Italia, Av. Sarmiento, Marcelo T. de Alvear, Av. 25 de Mayo, Av. Mitre, Av. Wilde, Av. Belgrano, Av. Moreno, Av. Belgrano,  Av. Hernandarias.

El informe completo, está disponible en la cuenta oficial de Facebbok de la Secretaría: https://web.facebook.com/secambientemr

LA CONTAMINACIÓN DEL RUIDO

El ruido ambiental se ha convertido en uno de los contaminantes nocivos para la sociedad moderna que incide directamente sobre el bienestar de la población y se lo define como todo sonido no deseado molesto o que causa algún tipo de daño al receptor.

Las personas sometidas a grandes ruidos de forma continua, experimentan trastornos fisiológicos, como pérdida de la capacidad auditiva, alteración de la actividad cerebral, cardiaca y respiratoria, trastornos gastrointestinales, entre otros. Además se producen alteraciones conductuales tales como perturbación del sueño y el descanso, dificultades para la comunicación, Irritabilidad, agresividad, problemas para desarrollar la atención y concentración mental.

“Sería conveniente minimizar el impacto sonoro a través de la implementación de una legislación ambiental, como lo es el Código Ambiental que está en este momento en el consejo a la espera de ser aprobado por los concejales para así poder trabajar con una base normativa sobre cada problemática ambiental que afecta la salud de cada vecino de Resistencia”, destacó el titular del área de Ambiente del Municipio, Luis Casas.

Leer más...
none