Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Ya pocas cosas nos sorprenden en estos tiempos, mucho más si son positivas, o para bien. Al ver a un joven sentado en la vereda ejecutando el violín, creyendo que era uno de los tantos buscavidas que pasan por nuestra ciudad, grande fue la sorpresa, al escuchar su  historia.

Laureano López se aloja en el Centro de Contención Nocturna para personas en situación de calle “Padre Mugica” hasta la próxima semana, porque  llegó a nuestra provincia desde San Luis con un sueño: convertirse en médico.

El vive allí por una semana a 10 días, porque sus intenciones son ingresar en la UNNE en la Facultad de Medicina. Está cursando el pre ingreso que finaliza esta semana y ya lo tiene aprobado. Y en febrero lo llaman para cursar directamente.

Laureano tiene 30 años, pero no pierde la fe en sí mismo de lograr sus objetivos, consiguiendo una beca o buscando la forma de costear sus estudios, ya que su familia no puede hacerlo y en su provincia natal no existe la carrera por sí misma, sino como subsede de Córdoba, lo que amerita que los exámenes finales se rindan en esa provincia.

Sin familiares ni conocidos en Corrientes -donde está la Facultad de Medicina- el no mira sus adversidades, sino que permanece ilusionado. Mientras tanto, Laureano estudia violín en forma autodidacta y cuenta a DiarioTAG: “tengo demasiado tiempo libre y por eso estoy ocupándome. Por la mañana estudio para la facultad y al mediodía o siesta voy a la plaza a trazar algunos acordes como una forma de estímulo y tambien suelo ir a una biblioteca pública donde hay internet y allí estoy aprendiendo a leer y escribir música".

Ni el tórrido calor chaqueño, ni los sinsabores cotidianos borran la luz de esperanza y las miles de ilusiones que trajeron a Laureano a esta provincia. El ingresa al Centro de Contención a las 17 y sale a las 7 de la mañana, donde recibe comida, cama, condiciones de higiene y un excelente trato junto a otras personas que están en las mismas condiciones.

A pocos días de ingresar al mes de las fiestas, cuando los ánimos están caídos por el cansancio del año,  testimonios como los de Laureano son los que nos dan fuerzas. Él no se queja, tiene sueños, tiene ilusiones, incluso incursiona en otras actividades y uno se termina preguntando ¿se quejará por algún motivo? ¿tendrá algún mal día?

Centro de contención nocturna Padre Mugica

Laureano reside en el centro que les brinda la merienda, cena y desayuno, higiene personal, lavadero y ropería, además del resguardo físico por las noches. Además, a través de diferentes acciones, se busca proporcionar a los asistentes la orientación, acompañamiento y estímulo para mejorar o recuperar la autoestima y la autonomía personal. También, alli se articulan  acciones con otras áreas de gobierno con el fin de identificar y proveer distintos tipos de recursos y generar proyectos productivos como alternativa ocupacional. Por otra parte, un equipo interdisciplinario establece los nexos necesarios para identificar y reiniciar el contacto con la familia de origen.

Leer más...
none