Ampliar

El Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, a cargo de Rogelio Frigerio, adoptará una nueva forma de pago de las viviendas sociales en las provincias.

Se trata de un mecanismo que contempla la cancelación de pagos a los contratistas de las obras de manera directa por parte del Estado, sin la necesidad de pasar por las provincias. De esta manera, a partir de octubre los gobernadores se quedarían sin el control de uno de los presupuestos.

Una vez que los fondos para pagar obras entran a las arcas provinciales, los gobernadores tienen un alto grado de discrecionalidad para definir el destino de ese dinero. Si bien hay controles de la Nación, es habitual que una provincia que enfrenta una emergencia económica o financiera use los recursos que le giró la Nación para pagar gastos corrientes antes que para cancelar una porción de las cuotas por el avance de las obras.

Leer más...