Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4393128

El intendente Jorge Capitanich encabezó este viernes una reunión con concejales, empresarios del transporte público urbano de pasajeros y funcionarios provinciales, junto con quienes analizó el cuadro tarifario del sector, que aún no está definido.

De acuerdo con los plazos institucionales y administrativos vigentes, en caso de aprobarse una variante en el precio del boleto, entraría en vigencia recién durante los últimos días de junio o principios de julio.

Además, el Municipio planteó que de producirse un incremento ahora exista un compromiso de las empresas de congelar costos para el resto del año.

“En caso de que se apruebe un nuevo cuadro tarifario, esto se notifica al Estado Nacional para que impacte en el sistema SUBE por lo que la suba entraría en vigencia en junio o julio”, precisó Capitanich.

El intendente explicó que la propuesta de las empresas de un aumento será abordada este lunes 14 por la Comisión Mixta del Transporte y que al día siguiente lo hará el Concejo Municipal en comisiones.

En caso de producirse un dictamen favorable, recién el martes 22 el aumento estaría siendo tratado en el recinto.

Si en esa instancia también hay un visto bueno del poder legislativo comunal, el nuevo cuadro de precios será notificado al gobierno nacional y al sistema SUBE, que de acuerdo con los plazos y pasos de verificación, tiene entre 35 y 40 días para confirmar esos costos.

De esta manera, el nuevo precio del pasaje entrará en vigencia para los pasajeros del servicio urbano a finales de junio o primeros días de junio.

Estimación de costos

En relación con el estudio de costos para establecer una nueva tarifa para el transporte urbano, el intendente aseguró que desde el municipio de ha puesto especial rigurosidad para el cálculo.

En ése punto, indicó que hay tres valores bajo análisis: el del municipio, que lleva la tarifa a $10,72; uno intermedio de $10,99 y el que realizó el gobierno provincial y que ya está en vigencia para el transporte irterurbano ($11,50).

“Lo que observamos es una asimetría en los costos y hemos planteado y ratificado el cálculo nuestro de $10,72, número que se alcanza en base a diferentes indicadores”, explicó.

Al respecto, mencionó que se abren distintas posibilidades y que será el Concejo el que determine cuál será el nuevo cuadro tarifario.

“Es importante que el pasajero del servicio urbano tenga previsibilidad; y que tengamos también sustentabilidad en la prestación”, indicó.

El jefe comunal detalló que las diferencias de criterio con el estudio provincial se sustentan en las asimetrías entre cantidad de pasajeros transportados anualmente entre el sistema urbano y el interurbano; además de los kilómetros que recorren las unidades.

De la reunión participaron el secretario de Gobierno, Sebastián Lifton; concejales de distintos bloques políticos; el subsecretario de Transporte de la provincia, Roberto Medina; y representantes de la Cámara de Empresarios del Transporte Automotor (Cetach).

Leer más...