Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

La diputada Beatriz Bogado fustigó al ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, considerando que “su pedido de enjuiciar a los camaristas del fuero laboral que avalaron la paritaria de los bancarios es, por un lado, una grave intromisión del Poder Ejecutivo con la Justicia. Además es un descarado intento de generar un retroceso en materia de derechos laborales y de disciplinar a quienes piensan distinto".

Bogado calificó como “un hecho de suma gravedad que el ministro de Trabajo se atreva a pedir enjuiciamiento ante el Consejo de la Magistratura de los dos camaristas del fuero laboral, Enrique Arias Gibert y Graciela Marino, quienes avalaron la paritaria de los trabajadores bancarios. Esto pone de manifiesto un sesgo autoritario donde el poder político muestra sin tapujos que está dispuesto a avanzar a costa de lo que sea para recortar derechos laborales, ganados de manera genuina, como la posibilidad de discutir condiciones de trabajo y salariales en acuerdos paritarios".

“Nadie puede sorprenderse que en el Gobierno de Mauricio Macri se busque bajar el costo laboral en todo el país. Eso es acorde a lo que siempre sostuvieron. Pero esta acción de Triaca tiene un agravante constitucional porque busca disciplinar, llevar miedo al resto, a cualquiera que se atreva a pensar distinto”, aseveró Bogado.

La legisladora chaqueña argumentó luego: “El ataque de Triaca incluso se justifica en una supuesta intromisión de la Justicia, cuando el fallo de esos camaristas expresaba que el Ministerio no interfiera en lo acordado por las partes – sindicato y cámaras empresarias – lo cual desde mi experiencia fue salvar un conflicto que ya estaba agravado, pues se habían anunciado 72 horas de paro, y que prometía tener derivaciones y consecuencias para el resto de la sociedad”.

Finalmente, la diputada Bogado remarcó: “Desde una mirada política, tal vez sea un ejemplo extraordinario del doble discurso o de la doble moral de este Gobierno nacional. Por un lado se autoproclaman los representantes de la República y cuando les toca actuar, desde un Ministerio clave como el de Trabajo incumplen la Constitución y las Leyes vigentes y además, se arrogan facultades que no les son propias, corrompiendo el esencial concepto de la división de poderes del Estado. Cualquiera podrá decir que esta expresión tiene que ver con mi origen, pero estoy convencida que en este caso el fallo de los camaristas no sólo fue a favor de los trabajadores sino también a favor del Derecho; a favor de la República”.

Leer más...
none