Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Esta mañana, la presidenta del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Emilia Valle, junto a la ministra Isabel Grillo y la defensora general adjunta Gisela Gaúna Wirtz, tomó juramento a 29 nuevos abogados y una procuradora.

Los abogados son: Adriana María Itatí Acevedo, Ailen Tamara Álvarez López, Karla Evelín Anriquez, Marcelo Fabián Aquino, Luciana Alexandra Azerrad, Verónica Laura Maria Bajtek, Guido Hernán Borelli, Cecilia Inés Buzarquis, María Adela Cardoso, Víctor Rodolfo Colussi, María José Díaz, Silvia Carolina Domínguez, Javier Sebastián Gómez, Natalia Karina Gómez, María Anabel González Krieger, Sofía Belén Gutierrez, Victoria Belén Herrera, Aníbal Rafael Javuchanin, Mirta Elena Löwer, Gabriela Patricia Ludueña, Liliana Grisel Medina, María Alejandra Núñez Pellegrini, Mariela Silvana Pereyra, Yolanda Elena Pisarello, Natalia Carolina Sicenuk, Victoria Tejedor, Sonia Mara Vázquez, Franco Villafañe y Facundo Nicolás Villasloba. En tanto que quien juró como procuradora es Eliana Evelin Alvarenga.

Los integrantes del STJ felicitaron a los nuevos profesionales que prestaron juramento y los instaron “a abogar sin descanso por la plena vigencia de los derechos fundamentales y las libertades públicas, propios de  un Estado Social y Democrático de Derecho en tránsito hacia un Estado de Justicia. Ello hace esencialmente a la misión del Poder Judicial, pero juegan un papel central los abogados y abogadas como auxiliares de la justicia y como inestimables colaboradores para alcanzar la paz social y construir una sociedad mejor, más equitativa, más inclusiva y más justa.

Debiendo los ideales de Juan Bautista Alberdi, ejemplo de virtudes republicanas y democráticas, servirles de inspiración y guía para revalidar el compromiso de lucha por el imperio del derecho, la justicia, la libertad  y la igualdad. Ustedes, son actores necesarios de esta ansiada organización republicana y tienen en sus manos la defensa de los valores esenciales de la misma, el resguardo constante de los principios básicos y la defensa irrestricta de los derechos y garantías consagrados en la Constitución.

Recordando siempre que ser Abogado o Abogada es una distinción pero también un compromiso y una responsabilidad que compele a ejercer la profesión con rectitud, honestidad, lealtad, eficiencia y ética profesional.

Por último, deseándoles éxito, recordar juntos, como reflexión, las sabias palabras del maestro Couture, en su octavo Mandamiento: Ten fe en el derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana, en la justicia como el destino normal del derecho, en la paz como sustitutivo bondadoso de la justicia y sobre todo, ten fe en la libertad, sin la cual no hay derecho, ni justicia ni paz”.

  Hacé click y dejá tu comentario

Leer más...