Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Ayer a las 13.51 irrumpió la noticia de que desde la Villa 31, ciudad de Buenos Aires y uno de los más afectados por el coronavirus, llegó a Avia Terai un grupo de cuatro personas y una bebé de un año. Entre los pasajeros, se encontraba una mujer de 31 años con síntomas febriles. Algo que desató un protocolo que terminó con ideas y vueltas.

Primer viaje: Desde la Villa 31 al acceso de Avia Terai

En Avia Terai, personal de salud pública y del municipio de esa ciudad implementó un protocolo de prevención y decidió trasladar a las cuatro personas, todas con domicilio en la localidad a la que querían ingresar a excepción del conductor del taxi, hacia el Hospital Perrando.  Todo ello para realizar los estudios correspondientes.

“Quedó retenido en el acceso de Avia Terai como corresponde, no se los dejó abandonados. Eso no se hizo, se los ubicó y trasladó a otra localidad para asegurar el aislamiento de estas personas”, mencionó hoy la codirectora de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública Antonieta Cayré.

Segundo viaje: de Avia Terai al Hospital Perrando

En el hospital Perrando, la mujer sintomática y los otros pasajeros fueron atendidos y se les realizó el hisopado correspondiente. Por lo que al concluir esto, decidieron regresar a Avia Terai.

Tercer viaje: del Perrando a Sáenz Peña

Sin embargo, a las 22.45 horas fueron interceptados en Sáenz Peña. Allí se produjo una aparente fuerte negociación. Oficialmente la Policía informó que Héctor Pallares, intendente de Avia Terai, dialogó con la Ministra de Seguridad Paola Benítez para que el grupo que arribó de la Villa 31 regrese al Hospital Perrando para ser aislados en un anexo con las condiciones necesarias.

Último viaje: nuevamente a Resistencia

Pero más allá de la versión oficial, la hermana de la mujer sintomática accionó penalmente contra el intendente y el enfermero al asegurar que “por orden de Pallares no iban a entrar a la localidad, también le ofrecieron dinero al taxista para que los llevara a la provincia de Buenos Aires, quedando en la espera en la ciudad de Sáenz Peña,  que alguien de acá lleve el dinero ofrecido”.  Esto, fue definido por la denunciante como “abandono”.

Finalmente a las 1.30 de la madrugada, desde Sáenz Peña se emprendió el regreso de las personas hacia Resistencia. Mediante escolta de la Policía Caminera fueron traslados al Hogar Madre Teresa de Calcuta, ubicado en avenida 9 de julio y calle 3, donde deberán cumplir la cuarentena obligatoria.

Hacé click y dejá tu comentario

Leer más...