Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El programa Renta Mínima Progresiva del Gobierno provincial fue presentado en febrero y unificó las becas de SAMEEP y los programas FOCO y Fortalecimiento de Políticas Sociocomunitarias o 316, cuyos beneficiarios debieron reempadronarse hasta fin de junio.

A un mes de esta actualización de datos, Diario TAG se contactó con la ministra de Desarrollo Social, María Pía Chiacchio Cavana, para conocer cómo está funcionando el programa que conjuga escolaridad, salud y formación de oficios.

“A partir de la puesta en marcha de la Renta Mínima Progresiva, en primer lugar, el objetivo fue unificar los programas sociales que se encontraban dispersos. De manera que todo lo que era el Plan FOCO, la beca 316 y las becas de SAMEEP pasaron a integrar Renta Mínima Progresiva con una población de 30.000 personas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad, que no cuentan con un empleo registrado ni con otros ingresos”, indicó.

Además, la ministra señaló que “por otro lado, se hicieron diferentes categorías, diferentes escalas que arrancan en un piso mínimo de $3.000 y llegan a los $8.500. Esto es importante porque 20.000 personas cobraban menos de $1.000, lo que nosotros hicimos de llevar el piso mínimo a $3.000 implica igualar a lo que es la Asignación Universal por Hijo”.

“A partir de allí, hicimos el proceso de reempadronamiento y, a través de este, pudimos recolectar datos que tienen que ver con cómo está compuesto el grupo familiar, si cuenta o no con personas con discapacidad para poder atender de una manera especial esas mayores vulnerabilidades y, al mismo tiempo, poder considerar el nivel académico de los beneficiarios y también poder analizar cuál es su experiencia o sus conocimientos en cuanto a oficios y emprendimientos”, sostuvo Chiacchio Cavana.

En este sentido, aclaró que “este programa provincial va a estar asociado y vinculado con el banco de materiales, con el otorgamiento de herramientas, de maquinarias, insumos, bienes de capital que van a permitir reactivar diferentes tipos de emprendimientos”.

“Nosotros armamos el programa provincial que se llama Emprendemos Todos, aprobado por un decreto del gobernador, y en este marco ponemos en funcionamiento el banco de materiales que tiene un financiamiento del Gobierno nacional que es justamente el convenio que firmó en el día de ayer el gobernador con el ministro Daniel Arroyo y también tiene un financiamiento provincial; es decir que tanto la Nación como la Provincia vamos a aportar al financiamiento de este banco de materiales que va a tener como objetivo otorgar herramientas de trabajo, insumos y bienes de capital y realizar un seguimiento de parte de un equipo técnico por el período de diez meses para poder acompañar ese proceso de transformación y de la creación y el desarrollo de los emprendimientos”, explicó.

Por otro lado, la ministra de Desarrollo Social detalló que “la mayor cantidad de beneficiarios de Renta Mínima Progresiva se encuentra en el Gran Resistencia, estamos hablando más o menos de un 65% y el porcentaje restante está en el interior de la provincia”.

En cuanto a las anomalías que se registraron durante el reempadronamiento, señaló que “hemos registrado personas que por ahí estaban con otro tipo de beneficio o con otra condición o que no se correspondían con el perfil del programa y nos hemos puesto en contacto como para poder resolver esa situación y poder evaluar cómo se va a continuar. Pero en términos generales los beneficiarios del programa de Renta Mínima Progresiva tienen una característica que es estar excluidos del sistema financiero y del trabajo formal; de manera tal que todos ellos se caracterizan por ser emprendedores, tener diferentes oficios, diferente experiencia y trabajar a través de cooperativas y asociaciones”.

“Nosotros entendemos que hay un sector de la población que requiere ineludiblemente de este ingreso social complementario para poder satisfacer necesidades básicas como lo es la alimentación, pero entendemos que eso debe venir acompañado de una actividad principal, nosotros buscamos que sea la producción tanto textil, peluquerías, merenderos en los que queremos trabajar la producción de alimentos y que la política social no pase por un mero asistencialismo, sino que esté vinculada con la producción y para que todos los programas sociales, tanto becas nacionales como provinciales, se vinculen con la producción”, manifestó la ministra.

Y detalló: “Es lo mismo que vamos a hacer con Potenciar Trabajo que también es un programa que lo ha firmado el gobernador junto al ministro Daniel Arroyo la semana pasada con una inversión de casi $272.000.000 en la provincia que va tener como finalidad trabajar con beneficiarios que no se encuentran dentro de organizaciones porque la idea es trabajar con las organizaciones, con las asociaciones, con las fundaciones pero también con aquellas personas que no se encuentran organizadas, con aquellas personas que están en diferentes barrios, en diferentes comunidades que tienen experiencia, que vienen entre los vecinos trabajando hace mucho a través del merendero, a través del taller textil o a través de alguna verdulería, diferentes oficios que los unen, que los encuentran y poder también generar espacios dentro del Estado para que se desarrollen y para que crezcan todos de idéntica forma, no solamente la comunidad organizada”.

En su momento, cuando fue anunciado el reempadronamiento, Chiacchio Cavana precisó que “es una renta, porque implica una transferencia social directa, es mínima porque complementará otros ingresos del grupo conviviente para garantizar el umbral necesario y mejorar las condiciones de vida de sectores vulnerables, y es progresiva porque tendrá diferentes montos, a medida que se cumplan etapas”.

Por último, cabe recordar las condiciones que deberán cumplir los beneficiarios:

  • Se solicitarán certificados de escolaridad de beneficiarios que tengan hijos a su cargo, es decir documentos que establecen que los estudiantes son regulares y con presentación de forma mensual.
  • Se deberá dejará constancia de controles de salud y calendario de vacunación de los niños y adolescentes, de forma semestral.
  • Deberán ser parte de las capacitaciones en oficio, en acciones vinculadas a la economía del conocimiento como también economía del cuidado, como de otros tipos de propuestas que surjan de este plan de orientación profesional e inserción laboral, del cual el Ministerio de Desarrollo Social actuará como órgano de aplicación.

 

 

Para comentar la nota en Facebook hacé click acá.

Leer más...
none