Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El proyecto que busca la prorroga hasta el 31 de diciembre de 2022 de la emergencia alimentaria en la Argentina,  recientemente aprobado en la Cámara de Diputados y que ahora deberá ser discutido en el Senado, llegó a la provincia del Chaco.

El proyecto chaqueño, busca declarar la emergencia alimentaria y nutricional en toda la provincia con el fin de “priorizar medidas de políticas públicas basados en los principios de calidad, equidad y eficiencia”.

El plazo de dicha emergencia la determinará el ejecutivo, según expresa el proyecto de ley N° 3641/2019 presentado por la diputada provincial Andrea Charole, el cual pretende “garantizar la alimentación de la población considerada más vulnerables o en riesgo de subsistencia, que incluye a los nenes y nenas menores de 16 años, como así también a nuestros ancianos”.

Andrea Charole, autora del proyecto

Sobre los municipios, el proyecto en su artículo 5 señala que podrán adherirse a la presente ley mediante la firma de convenios.

Los fundamentos

La emergencia alimentaria, busca la asignación de “partidas presupuestales extraordinarias destinadas a la asistencia alimentaria y nutricional y garantizar el abastecimiento y acceso a la compra de alimentos básicos por parte de la provincia a lo largo y ancho de todo el territorio”.

A lo largo de los fundamentos, el proyecto toma como antecedente la emergencia que se aplicó en el país durante la crisis de 2001, la cual duró hasta el 31 de diciembre de 2002.

Cifras del Indec

Según las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) sobre  pobreza e indigencia correspondientes al segundo semestre de 2018, elaboradas en base a la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), colocan al Chaco en el segundo lugar al tope de provincias con mayor incidencia de pobres e indigentes.

En el conglomerado urbano del Gran Resistencia la incidencia de la pobreza se calcula en 160.409 personas. Son las que viven por debajo de la línea de pobreza,  que no pueden financiar el valor de la canasta básica familiar, sobre un total poblacional de 387.617 habitantes.

En cuanto a la población más pobre, que son los indigentes, el porcentaje es del 10,6%. Esto significa que en Resistencia existen 41.184 personas que no pueden financiar la canasta alimentaria básica, que constituye la línea de indigencia.

Leer más...