Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El doctor Eduardo Achitte, Jefe del servicio de Tocoginecologia del Hospital Julio C. Perrando de Resistencia, habló con Diario TAG sobre las cifras de embarazos en adolescentes en Chaco. 

Explicó que en la actualidad, no se tienen datos de 2019 hasta que el año cierre, pero que a nivel provincial en 2018 fueron 24 mil los niños nacidos vivos. De los cuales "el 20,1% fueron embarazos en adolescentes de 15 a 19 años 4698, menores de 15 años 230", indicó. 

El médico, detalló que a nivel nacional, existe un programa llamado ENIA que busca prevenir los embarazos no intencionales en la adolescencia. Es un plan interseccional trabajado de forma conjunta con las áreas de los ministerios de Educación, Salud Pública y Desarrollo Social. 

"Es una fuerte intervención del Gobierno nacional, y cada provincia lo implementa, con la idea de bajar los índices de embarazos adolescentes. Una de las intervenciones directas que se hacen es la colocación de anticonceptivos de larga duración que son los implantes subdérmicos a menores de 20 años", detalló Achitte. 

En esa línea, remarcó que Chaco lidera a nivel país el cumplimiento de la meta que es lograr el 90% de cobertura de las pacientes adolescentes madres que ahora tienen puestos los implantes anticonceptivos. "Es un número importante si se lo compara con la cobertura media nacional del 45%", aclaró. Además, aseguró que tras la implementación de este tipo de programa, "se ha notado una baja importante en los índices de adolescentes embarazadas entre 2015 y 2018". 

Seguimientos

La intervención se realizó en todas las localidades de la provincia donde hay centros de referencias y maternidades dependientes de Salud Pública como Resistencia, Castelli, Sáenz Peña, Villa Ángela, San Martín, etc. 

Asimismo, para las adolescentes que ya han sido madres, explicó Achitte, se realizan seguimientos en lo que se conoce como "consultorios de altas consultas", donde "se da información sobre el cuidado del recién nacido y no se dan de alta las pacientes sin antes informarles todos los métodos anticonceptivos". "Es el momento donde la paciente elige si se va a colocar el implante o no, ahí es donde tenemos un 90% de cobertura con implantes. Si decide colocarse el implante, se les coloca antes de que les den el alta definitiva a la adolescente y al recién nacido", describió; y remarcó que "ninguna paciente sale del hospital sin que se le coloque el implante o bien, sin el método anticonceptivo que va a utilizar para prevenir y próximo embarazo".  

riesgos en el embarazo adolescente

Es de público conocimiento, la importante de realizar controles médicos periódicos durante un embarazo y, que es importante que el mismo sea planeado para evitar riesgos tanto en la persona gestante cómo en el recién nacido. 

Sin embargo, la mayoría de los embarazos adolescentes no son planeados y, en muchos casos, ocurre por la falta de educación sexual integral. 

Para eso, existe el Plan ENIA que busca sensibilizar sobre la importancia de prevenir el embarazo no intencional en la adolescencia. 

Ante la consulta sobre los riesgos médicos que tiene un embarazo en menores de 18 años, el doctor Achitte explica que durante el período de gestación una joven puede sufrir hipertensión, diabetes gestacional, anemías, y partos prematuros sobre todo. "Cuanto más joven es la paciente, más posibilidad de nacimiento prematuros existe, partos prematuros extremos a veces por el contexto mismo", indicó. También recordó que "muchas pacientes llegan en mal estado nutricional previos al embarazo, lo cual agrava la condición médica". 

Detección de embarazos

Por otra parte, Achitte se refirió a la detección de embarazos no intencionales en la adolescencia. Para lo cual existen los consultorios de alto riesgo tanto en el Hospital Perrando como en el resto de los centros médicos de la provincia. 

"Un embarazo adolescente de por si es de alto riesgo. Se trabaja en conjunto el Servicio de Alto Riesgo con el de Tocoginecología de la Maternidad, de esa manera se realiza el seguimiento de la paciente. Desde ahí se trabaja en la contención porque una niña de 15 años embarazada requiere de un abordaje distinto, con psicólogos, asistentes sociales, y médicos preparados para realizar un abordaje integral con la familia de la gestante", relató Achitte. 

Finalmente, advirtió que "el grado de instrucción educativa de las jóvenes muchas veces no es el adecuado, hay un grado de desinformación y de poco cuidado del cuerpo".

Leer más...
none