Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4393128

El intendente Jorge Capitanich encabezó una reunión del Consejo Municipal de Seguridad Vial, en la que se avanzó en acciones tendiente a cumplir con el objetivo de regular el servicio de taxis – luego será el de remises – en la capital chaqueña. "Estamos trabajando en un marco regulatorio junto a todos sectores involucrados, con el fin de establecer y homologar un acuerdo que sea elevado al Concejo Municipal para lograr una ordenanza en septiembre de este año", destacó el jefe comunal.

Las acciones forman parte de una agenda abierta con los concejales de los distintos partidos políticos, así como de los actores involucrados en la actividad. "Los principales puntos analizados y sobre los que se vienen trabajando son: que las licencias sean intransferibles, a los efectos de evitar una estrategia de comercialización no transparente; que quien tramite una licencia para conducir no tenga un trámite alternativo; desburocratizar el sistema y hacerlo más simple; tener un sistema de taxímetro con un proceso de homologación certificado para garantizar efectivamente el reloj para la medición del servicios y costo de la tarifa", enumeró Capitanich.

La reunión mensual, se llevó a cabo en la sede del Círculo de Periodistas Deportivos. De la misma participaron el secretario de Gobierno del Municipio, Sebastián Lifton; los subsecretarios Mariano Brahim (Transporte y Tránsito) y Roberto Gronda (Seguridad Ciudadana); el jefe de la Policía Municipal, José Benítez; el concejal Juan Manuel Chapo; la jueza de Faltas Alicia Rodríguez; el director de Tránsito, Darío Zardi; representantes de la actividad de taxis en la capital chaqueña, y otros actores de la comunidad.

En otro tema de relevancia, establecieron la esencial de lograr una tarea coordinada con municipios vecinos y tener una interacción con toda el área metropolitana, a los efectos que el marco regulatorio sea homogéneo de manera que no tengan asimetrías entre Resistencia y el resto. "Se trata de un trabajo minucioso cuya regulación le da seguridad al pasajero, y confiabilidad al servicio", agregó el intendente.

 

Preocupación por la abrupta disminución de los ingresos

Durante la reunión, los trabajadores de taxis (y de remises) manifestaron su preocupación por la abrupta reducción del nivel de demanda. "Existe una significativa reducción de los ingresos y de perjuicio sistemáticos para la prestación de la actividad", dijeron.

"Estamos analizando la situación. Hay que tener en cuenta que estamos hablando sistemáticamente de unos 2.000 coches con un sistema de renovación y exigencia, del cual viven aproximadamente entre 4.000 y 5.000 familias, sin dudas una fuerte de generación de ingresos, y una prestación de servicios de gran relevancia para la comunidad. Es importante recordar que el objetivo es lograr el fortalecimiento integral del sistema de transporte de manera que el usuario pueda acceder a mejores servicios y que los trabajadores de taxis y remises puedan tener una mejor rentabilidad", finalizó Capitanich.

Leer más...