Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4393128

Por orden de la jueza de Faltas del Poder Judicial, Marcela Cortés, la Policía de Chaco intentó desalojar la plaza 25 de Mayo, donde distintas agrupaciones sociales se encuentran manifestándose frente a la Casa de Gobierno desde el lunes.

En ese momento, los manifestantes intentaron avanzar contra los uniformados y se produjo un forcejeo.

Desde la Policía informaron que pidieron más efectivos “porque estaba muy caldeado el tema” y “los estaban atacando con lo que tenían”.

Se trata de los movimientos sociales Evita, CTEP, Trabajadores Incluidos, Dignidad y dos agrupaciones de desocupados y frentes barriales que reclaman reactivación de obras en cooperativas, políticas públicas habitacionales, agricultura familiar, Ley de Emergencia Alimentaria y adicciones.

“Ahora vamos a realizar una asamblea con los distintos referentes y ahí vamos a ver si continuamos con la medida”, señaló Darío Acosta de La Dignidad.

“Lo preocupante de todo esto es que el Gobierno, o sea (Domingo) Peppo, quiere terminar su mandato antes, se quiere ir en helicóptero o no sé en qué. Hay una decisión política de los funcionarios que son todos unos incapaces de reprimir. Peppo quiere garantizar la paz social con represión”, indicó Johana Duarte de la CTEP.

Por su parte, Acosta manifestó que “hay dos garantes para garantizar la paz social: con políticas públicas o con represión. Nosotros creíamos hasta hoy que no iban a reprimir, que no estaban las condiciones para hacer y que por eso hacían una ley antipiquete. Avanzar en términos más legales. Pero evidentemente es por las dos vías. Es con persecución, con criminalización y es con represión efectiva”.

Los policías “salieron desde Casa de Gobierno, infantería, incluso rompieron un auto que estaba estacionado, le rompieron el vidrio y el espejo, nos empujaron con el auto y cuando nosotros vimos que venían, para resguardar a los compañeros, sobre todo a las mujeres porque a tres nos empezaron a encerrar y uno de ellos nos empujaba con el escudo y desde atrás nos pegaban los otros. Ahí empezamos a retroceder y a contener a los compañeros para que no reaccionen, viene un cana y les tira gas pimienta en la cara”, relató Duarte.

Además, contaron que, a través de una mediadora, el gobernador Domingo Peppo les ofreció una audiencia que ellos rechazaron.

Leer más...