Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El coordinador del programa de Cambio Climático, Luis Romero, aportó algunos conceptos acerca de la situación que atraviesa la provincia y la zona del litoral del país, en relación a las intensas lluvias de los últimos días.

“Según los especialistas de monitoreo, no están asociadas al fenómenos de El Niño, como algunas fuentes manifiestan”, dijo.

“Por el momento, las precipitaciones que estamos teniendo en Chaco y en otros puntos de la región están asociados con patrones de variabilidad climática que afectan a la región con niveles de precipitación superiores a los normales, es decir lluvias que pueden tener milimetrajes record”, explicó.

Este es el caso del patrón SIS que afecta a nuestro país y región: “Cuando el patrón SIS está en fase positiva, en la zona se dan estos fenómenos de precipitaciones abundantes y algunos casos con eventos de tipo extraordinarios”, señaló.

Teniendo en cuenta estas características, agregó: “Enero es un mes de mucha variabilidad para nuestra zona. Hay que entender la dinámica de la atmósfera en período de verano, analizar una serie de patrones y fenómenos que inciden en los fenómenos meteorológicos”.

Así, precisó que para comprender las condiciones meteorológicas que están afectando a la provincia tenemos que recurrir “sí o sí” a otros elementos que tienen explicaciones de naturaleza climatológica, como la latitud, la posición geográfica, los patrones de variabilidad climática de la región y país, entre otros.

Entonces –argumentó- cuando se dice que estos fenómenos están asociados directamente con la deforestación o con el cambio climático, hay que tener en cuenta hasta qué punto se debe a estos elementos climatológicos y cuándo los excede.

“Hay indicadores que hacen pensar que el calentamiento global está incidiendo también en la región”, expresó Romero. Es una realidad que afecta al mundo y también a la provincia, en donde estamos viendo nuevos escenarios que antes no figuraban en la estadística como ahora”, explicó.

Es decir, que el calentamiento global podría estar alterando los patrones de variabilidad climática propios de esta época del año en nuestra provincia y región. “No es común la intensidad de los fenómenos de manera tan elevada como tuvimos estos días en Resistencia, pero insisto en que hay que tener en claro que el cambio climático afecta la variabilidad de estos escenarios meteorológicos, y que probablemente estos fenómenos se presenten con más frecuencia”, dijo.

Aquí puntualizó acerca del trabajo del Estado para atender la cuestión: “En este punto es donde hay que poner el acento y énfasis, si bien el gobierno viene trabajando mucho en monitoreo meteorológico, de las lluvias y nivel de los ríos, y junto a distintos sectores como el productivo y sociedad civil, no es fácil predecir este tipo de fenómenos”.

“Ante la compleja situación en Resistencia y la provincia tuvimos la presencia de un Estado que se movilizó rápidamente asistiendo a las familias”, valoró.

Asimismo, hizo hincapié en la responsabilidad que debe tener el ciudadano al momento de analizar las causas sobre todo del lento escurrimiento del agua en la ciudad: “La población debe ser responsable de su rol y asumir también que uno tiene que ser un ciudadano con conciencia y ver cuál es el destino que le da a los residuos domiciliarios”, expresó.

“Resistencia de por sí tiene condiciones topográficas poco marcadas, el agua no se escurre fácilmente y cuando no puede escurrir porque las bocas de tormenta están taponadas, impacta de manera negativa sobre todo cuando se producen nuevas precipitaciones”, cerró Romero.

Leer más...