Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El gobierno provincial implementa medidas sociales económicas paliativas para amortiguar la situación provocada por la inactividad propia del aislamiento preventivo y obligatorio que, continúa hoy siendo la única medida efectiva para frenar la propagación del coronavirus. “A través del fortalecimiento de programas sociales y de la transferencia de ingresos estamos al lado de los chaqueños, ayudando a quienes se ven imposibilitados de trabajar”, explicó el gobernador Jorge Capitanich.

El plan de amortización de salarios (públicos nacionales, provinciales, municipales y privados) y amortizaciones (IFE, préstamos y programas sociales) suman 20.000 millones de pesos inyectados en la provincia. Para ello, el Nuevo Banco del Chaco dispuso líneas de financiamiento de nóminas salarial, capital de trabajo y descuento de cheques con tasa al 24% a 18 meses, con tres meses de gracia por un total de 920 millones de pesos.

El Ministerio de Producción, Industria y Trabajo estableció mecanismos para subsidiar hasta el 50% de la tasa del 24% que el Banco Central fijó a los bancos privados para préstamos a las mipymes. De esa manera, y gracias al aporte de la cartera industrial-productiva, el financiamiento queda en un 12% anual final para las empresas chaqueñas.

Por otro lado, a partir del 6 de mayo se pagará 1.800 millones de pesos a más de 176 mil chaqueños a través del Anses, más los 40 mil que no eligieron todavía el modo de pago.

También, se realizará un refuerzo extraordinario para titulares de la Tarjeta Alimentar, que se acreditará el próximo miércoles 29 de abril, por un total de 360 millones de pesos. Las familias con un hijo percibirán un plus de 4.000 pesos y quienes tengan uno o más, recibirán un refuerzo extraordinario de 6.000 pesos.

Además, se instrumentará el pago de salarios de la Administración Pública Provincial de manera escalonada a fin de que se respeten las medidas de bioseguridad. “Por razones sanitarias vamos a tener que dividir el pago en tres días para evitar aglomeración de personas ya que hay una gran cantidad de personas que cobra presencialmente”, explicó.

El gobernador destacó en este sentido que, desde el comienzo de su gestión, el 10 de diciembre, se realizó una administración fiscal austera previendo un escenario de conflictivo en la economía internacional y teniendo en cuenta las proyecciones fiscales y financiera. “El resultado fue un superávit fiscal operativo de 3.300 millones de pesos y superávit fiscal financiero de 1.300 millones de pesos”, concluyó.

Leer más...
none