Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El senador, y ex ministro de Economía de la provincia, Eduardo Aguilar, realizó un analisis de la situación económica de la provincia del Chaco.

A través de una comparación entre la administración de un hogar de una familia tipo y un Estado, el economista, brindó una serie de información que sirve para clarificar cuál es la situación real de las arcas provinciales; al tiempo que ofrece algunos consejos sobre cómo afrontar y “resolver” los problemas que, al gobernador electo Jorge Capitanich el problema económico provincial.

A las preguntas que se hace el economista tales como ¿cuánta plata habrá en 2020?, ¿en qué vamos a gastar la plata?, responde que la respuesta está en el Presupuesto.

“El Chaco está en una situación crítica, con problemas profundos y estructurales. Esto no va cambiar por obra del azar ni por la inspiración de lideres providenciales. No hay magia. Nadie sabe hacerla. Los debates de la dirigencia política están tan alejados de esta realidad que quisiera que estos números sirvan para abrir un intercambio frontal en toda la sociedad. Todo lo que se diga fuera de este marco es verso. No vale mirar para otro lado ¿Qué van, que vamos, a hacer con el Chaco?”, advierte.

Desglosando los ejes de la administración de un Estado provincial y, comparándolos, con la administración de un hogar, Aguilar detalla que “la Coparticipación es el ingreso más importante”, para lo que supone que se debe “proyectar lo que se reciba este año (aprox. $76.000 millones) usando para ello la suma de inflación y crecimiento del consumo. Si la inflación 2020 es del 35% y el consumo crece 0%, como se especula, la coparticipación 2020 será $76.000 x 1,35 ≃ $103.000 millones, como figura en el Presupuesto. Entonces, en el escenario inflación 35% más crecimiento 0%, en 2020 al Chaco le quedarán unos $78.000 millones libres, o un promedio de $6.500 millones por mes”, describe. Por otra parte, identificó que la segunda fuente de ingresos es la Recaudación Local (Ingresos Brutos, Sellos, etc.). “Estimamos que este año cerrará en unos $ 11.000 millones, que proyectado por inflación más crecimiento del consumo da: $11.000 x 1,35 ≃ $14.600 millones, tal como figura en el Presupuesto. También de aquí hay que restar 15% para Municipios. Por lo tanto, quedarán aprox. $13.000 millones disponibles para la Provincia”, indica.

Luego, se pregunta ¿en qué vamos a gastar la plata? los chaqueños; y se responde que “la principal erogación son los Salarios Públicos (69.250 agentes y 250.000 horas cátedras de profesores). Hoy se paga de salarios unos $5.000 millones por mes. Por 13 meses del año, da aprox. los $ 65.000 millones que figuran en el Presupuesto”. En este punto, incluye lo de los aumentos salariales de todo el sector de la administración pública.

“Supongamos que queremos que al menos los salarios no pierdan contra la inflación, es decir, que aumenten un 35%: 15% en marzo, 10% en junio, 10% en septiembre. Con esa política, el gasto total en salarios 2020 sería de $83.500 millones. La gente no va a ganar más, pero sacaría un empate”, analiza Aguilar. Pero añade que “el Estado tiene Gastos de Funcionamiento: remedios, combustible, hojas, alquileres, publicidad, viáticos, etc., en los distintos poderes y dependencias. Hay sectores donde falta todo (ejemplo sostenimiento de escuelas) y otros donde el gasto es muy ineficiente. Más allá de esto, la erogación prevista en 2020 es $ 8.000 millones”.

En un párrafo a parte, el ex ministro de Economía recuerda que el Estado provincial también debe tener en cuenta las Transferencias y Subsidios que reciben distintos sectores, ejemplo transferencias por ayudas sociales o productivas, a la educación de gestión privada o social, al Insssep, a las empresas estatales deficitarias, etc: en el Presupuesto 2020 suman $17.200 millones.

Rojo intenso

Para Aguilar, hay dos comparaciones que resumen muy bien la situación de la Provincia y son muy sencillas de entender: la Coparticipación (Neta) Proyectada versus Salarios proyectados El principal ingreso contra el principal gasto; y la Recaudación Local (Neta) versus Gastos de Funcionamiento + Transferencias y Subsidios Vimos que la Recaudación Local proyectada neta es de $13.000 millones. A lo que, según Aguilar se suman, los pases a planta, la devualuación de los pagos de las deudas en dólares, las deudas flotantes, y los créditos no pagados.

“Como piso en 2020 al Chaco le faltan casi $18.000 millones de pesos. Son casi tres meses de Coparticipación. Es la casa de la que hablamos al principio, al que le faltan 3 meses de sueldo para afrontar los gastos. Es un faltante enorme. ¿Qué se hacer?”, resume.

Consejos

Por último, el senador saliente aconseja “descartar que esa plata vaya a venir como ayuda nacional. Los auxilios nacionales en casos extremos pueden llegar al 10% de eso monto y no tomar esa plata como deuda”.

“Otra opción es no hacer nada, y seguir en la lenta agonía actual de la Provincia. Si lo que habrá de compartición neta en 2020 es $78.000 millones, gastemos esa plata, es decir pasemos de los 65.000 actuales a 78.000, lo que quiere decir un aumento del 20%, aunque la inflación sea 35%. En ese caso los trabajadores perderán aprox. un 15% de poder adquisitivo que se suma al más del 50% que perdieron en los últimos años”, afirma.

“La tercera opción es advertir que los problemas que enfrentamos son estructurales y empezar un programa de reformas profundas para empezar a superar esta situación”, dice; y propone, renegociar la deuda pública y estirar los vencimientos, revisar los pagos del Insssep, pedir que Nación cumpla la Ley y asuma parte del déficit previsional, revisar becas y beneficios sociales, también los subsidios a empresas, escuelas, reducir el gasto en pauta publicitaria, congelar vacantes y rastrillar el gasto salarial en Educación, en Salud y en Seguridad (80% de la erogación) para evitar duplicaciones de cargos y pagos.

“El problema de fondo no es “equilibrar el Presupuesto”. El problema es que con este Estado, el único que tenemos, hay que afrontar las dificultades reales del Chaco: la primera infancia sumergida en la pobreza, la tragedia del fracaso escolar en la secundaria, el deterioro creciente de la Salud, la carencia de calificaciones laborales y la falta de dinámica para producir y crear empleos. Eso se soluciona con políticas estatales”, concluye.

Leer más...
none