Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

"Durante el almuerzo, la Rectora y las autoridades recorrieron las mesas y dialogaron con los primeros comensales, junto a quienes comprobaron la calidad del menú al que calificaron de ´abundante y exquisito´"... es la descripción que hacía un informe de prensa oficial de la Universidad Nacional del Nordeste, a propósito de la apertura de los comedores universitarios, allá por marzo de 2015. 

Es tan "abundante" el menú que incluye una buena porción de moscas que sobrevuelan y comen junto a los comensales, de acuerdo a una denuncia que llegó a Diario TAG por parte de estudiantes de la UNNE que asisten al comedor universitario ubicado en avenida Libertad 5450, en la ciudad de Corrientes. La queja de los jóvenes llegó con varias fotos tomadas este viernes a las 9 horas. "Ya estamos hartos, así tenemos que vivir, vemos lo mismo día tras día", comentaron.

Algo huele mal en este comedor universitario, el del Campus Deodoro Roca, uno de los tres que ofrece la UNNE a sus estudiantes, y en los que "se sirven unas 1500 raciones por día y se invirtieron unos 10 millones de pesos para la provisión del servicio" en este 2015, tal como adelantaba en marzo Delfina Veiravé, rectora de la Universidad. 10 millones, suficiente para espantar las moscas y cuidar algunos detalles, como se ve en la foto debajo de estas líneas.

Moscas a lo largo de una mesa para comer y
cables sin una correcta instalación.

Sólo a este comedor asisten estudiantes de asisten estudiantes de Odontología, Derecho y Ciencias Exactas, según la UNNE. Pero, de acuerdo a la denuncia, no se trata "solamente" de moscas que molestan a la hora de comer. Los estudiantes van más lejos: "Estamos hartos de las condiciones de insalubridad en las instalaciones adonde asistimos estudiantes a desayunar y almorzar". "Las moscas son algo regular, son agentes vectores de diferentes enfermedades a las que estamos expuestos todos los días, por favor que las autoridades pertinentes se hagan cargo de esta situación".
 

La rectora de la UNNE, en la apertura de los
comedores en el mes de marzo. No había moscas aquel día.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la materia fecal y la carne en descomposición atraen a las moscas, y éstas pueden ser responsables de la transmisión de enfermedades infecciosas como la disentería, el cólera, y la fiebre tifoidea al contaminar los alimentos sobre los que se posan, como se ve en las imágenes

Para completarla, entre las moscas, los estudiantes denuncian que "se suelen sentir olores como a grasa de pollo en descomposición (sic)". ¿Demasiado, no? A la espera de una réplica oficial de las autoridades de la UNNE al reclamo de estos jóvenes, esperamos que con 10 millones de pesos de presupuesto se puedan adquirir desodorantes que quiten el hedor. O más fácil: que alguien limpie mejor

 

Moscas sobre platos y restos de comidas tirados, este viernes a las 9 de la mañana.

 

 

Fotos: TAG / El Litoral (Archivo)

 

 

Leer más...