Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Integrantes del Comité contra la Tortura mantuvieron una reunión con familiares de Sebastián Ponce De León. También participaron el abogado querellante de la familia Hugo Fernández Liras, el abogado querellante por la Secretaría de Derechos Humanos Kevin Nielsen, el abogado querellante por el CPT Roberto Sotelo, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados Gladys Cristaldo, la perito forense Virginia Creimer y el perito forense Basilio Ramírez.

Durante el encuentro Creimer y Ramírez informaron a la familia de Sebastián y a los querellantes de los resultados de la reautopsia realizada. Además denunciaron que no se aplicó el protocolo Minesotta en la primera autopsia. El mismo se utiliza en casos de sospechas de muertes provocadas por agentes de fuerzas de seguridad del Estado y es específico para la búsqueda de lesiones que no se ven a simple vista.

La autopsia

Según pudo saber Diario TAG, en la autopsia que realizó de forma particular la perito Creimer, la cual fue previamente autorizada por el fiscal Sergio Cáceres Olivera, "se pudo determinar que Ponce de León murió por lesiones que coinciden con la metodología que utiliza la Policía". En este marco, las querellas van a avanzar en el pedido para que se produzcan nuevas pruebas para determinar la autoría, ya que por el momento solo se tienen identificados a dos agentes policiales que estuvieron presentes en el momento de la detención de Sebastían, "aunque podrían haber más implicados". 

"El procedimiento dio como resultado la localización de multiplicidad de lesiones a nivel de tórax, abdomen, cabeza y pies específicas de malos tratos atribuibles a las prácticas de las fuerzas de seguridad -la policía- estatales", cita el informe presentadopor Creimer.

EL CASO

Sebastián Ponce De León, de 35 años, fue detenido el 31 de enero y en un móvil policial trasladado a la División de Medicina Legal. De allí fue derivado  al hospital Perrando de la ciudad de Resistencia donde  permaneció con custodia policial, falleciendo diez días después, luego de sufrir una convulsión producto de una insuficiencia renal aguda.

La familia sostiene que Ponce de León murió producto del accionar policial y pide  que se investigue esa hipótesis. Además, el padre del fallecido denunció que durante la detención, el joven resultó con “lesiones gravísimas, que derivaron en una insuficiencia renal aguda, al tiempo que manifiesta que el propio joven al momento de recuperar la conciencia, al cuarto día de internación, relató a la familia que había sido muy golpeado por la policía, pero que tenía miedo de denunciar en el lugar porque había un policía custodiándolo.

La autopsia del Instituto Médico Forense del Poder Judicial fue determinante al concluir que la insuficiencia renal que causó la muerte de Ponce de León fue consecuencia directa de los politraumatismos sufridos en el cuerpo, catalogándola como “muerte violenta”. A raíz de la prueba científica se infiere que Ponce de León sufrió una golpiza y que además (debido por las características de las lesiones) las mismas se produjeron probablemente mientras estaba esposado. Así también constan en el expediente los testimonios de las personas que tuvieron contacto con él al momento de recuperar la conciencia.

La causa está caratulada como muerte dudosa, y recayó, en principio en el Equipo Fiscal 2, quien la remitió a la Fiscalía Especial en Derechos Humanos desde la presunción que existe personal policial involucrado. Dicha Fiscalía, luego de tomar algunas medidas de prueba, se declaró incompetente remitiéndola a la Procuración General Adjunta, quien decidió que se continúe investigando, ya bajo la órbita del Fiscal Coordinador, Sergio Cáceres Olivera.

Leer más...