Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Por Andrea Galarza (*)

 

Como joven mujer profesional, militante de la UCR me permito decirle al secretario de Municipios que es muy joven para dejarse cegar por el fanatismo y defender lo indefendible. Entiendo que, una cosa es apoyar al gobernador y otra muy distinta es mentirle a la ciudadanía, parece que el justicialismo nacional renació en 2003 con Néstor Kirchner y el chaqueño nació con Capitanich en 2007.

Ocampo confunde los verdaderos hechos históricos y los descontextualiza, cuando habla de cinismo estaría más bien dirigidos hacia los gobiernos justicialistas que tanto mal han causado. Resulta que, de 37 años de democracia ininterrumpida en Argentina, 25 fueron gobiernos peronistas, si porque Carlos Menem, Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner y ahora Alberto Fernández, todos son PERONISTAS.

En la provincia por otra parte, que tan sólo tiene 69 años, solo 12 gobernó el radicalismo y en ese poco tiempo podemos hablar de las viviendas AIPO, del plan FOCO, del plan "Nunca es tarde", y no son planes de transferencias económicas, son planes que cambiaron la vida de los chaqueños, podemos considerar también el gran ícono de la salud como lo era el Hospital Perrando, con atención de calidad y equipos de vanguardia.

Sólo reducir su crítica a un momento económico que fue trágico para todos los argentinos, es una tomada de pelo y una salida rápida de un debate muy profundo, la crisis del 2001 condujo a que en el 2003 el radicalismo sea la fórmula más votada en nuestra provincia, pero no lo va a decir ya que en ese mismo momento Kirchner era el nuevo presidente, momento que pareciera que para usted y sus "compañeros", nacía la nueva Argentina.

Mire, Ocampo, acá el verdadero problema es la falta de liderazgo que existe, Capitanich debería empezar hacerse cargo de los desastres de estos últimos 13 años y sobre todo de las malas decisiones que tomó en estos meses. Le explico, un líder es el que busca y obtiene consenso, el que guía y aconseja a su grupo o equipo, el gobernador en cambio culpó la falta de experiencia de su gabinete, los destrató frente a toda una comunidad desesperanzada, eso no hace un líder, ni mucho menos un gobernante democrático.

Los jóvenes radicales conocemos su trabajo, sabemos que es un joven con un gran camino por delante, si sigue con estas declaraciones dentro de un tiempo, no resistirá archivo cuando le toque ser oposición y vea como el radicalismo lo convoca para escucharlo y creer en las alternativas que presente, como lo hizo siempre, porque Alfonsín dijo que la democracia se construye con todos. Nosotros no somos fanáticos, pero defendemos un legado, conocemos nuestra historia y queremos que se respete, porque de ahí surge nuestra mística a la hora de pelearla desde nuestro humilde lugar.

Usted que tiene un cargo público, no debe buscar incriminar a otros por el mal actuar de la gestión de la que es parte. Mejor, si no nos va a contar que está haciendo para los municipios del impenetrable, por ejemplo, donde ha llegado el virus y sus rutas son intransitables, agarre un libro de historia chaqueña y entérese que no vivimos de quebrachos desde 1995 a 2007, le recomiendo que no aísle los hechos, todos tienen causas y efectos.

La causa de que Capitanich actúe así es su arrogancia y soberbia, el efecto o resultado, es ser la provincia más pobre, con un sistema de salud devastado y con un incremento acelerado de casos de COVID-19. Le repito continúe con su trabajo, porque ya hay quienes estamos pensando en cómo hacerlo mejor.

 

(*) Licenciada en Ciencias Políticas y de Gobierno.

Leer más...
none