Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El andinista chaqueño Pedro Matías Cacivio llegó hoy, por segunda vez, al a cumbre del Aconcagua, el segundo pico más alto del mundo, después del Everest, con 6960,8 metros sobre el nivel del mar.

No es la primera vez que Cacivio intenta realizar esta proeza, ya que el año pasado llegó a la cumbre del Aconcagua, experiencia que le permitió aclimatarse y mejorar su desempeño a la hora de tratar de escalar hasta los casi 7000 metros.

“Ese día 560 personas emprendieron el ascenso, solamente 12 lo logramos y argentinos sólo éramos dos, uno de ellos guía. Cuando volvía rescaté a un ruso que había padecido las consecuencias de la altura”, había comentado respecto a su aventura anterior.

“Ese último tramo me costó todo, había dejado hasta lo último, realmente estaba exhausto y por fin llegué, no podía creer que estaba en el pico más alto de América y que lo había logrado. Llegar a los 6962 metros sobre el nivel del mar, al caminar hacia la cruz de la cumbre se me cayeron unas lágrimas y un montón de emociones me cubrieron, así como algunas personas me pasaron por la cabeza”, contó.

“Cómo explicar que la montaña te educa, te hace ver el verdadero valor de las cosas, te enseña al mismo tiempo que te desafía, te maltrata y te quiere, te da mucho pero te exige todo. No existe montaña fácil, en estos lugares no existen los que quieren demostrar algo a los demás, porque no está nadie para verte lograrlo, porque al final de cuentas solo uno sabe lo que pudo dar y cuánto costó”, aseguró el andinista.

Cacivio, de 39 años, se dedica al andinismo hace más de 15 años, si bien no es su principal profesión, la actividad le permitió continuar con sus investigaciones de los animales que viven en la altura.

 

Leer más...