Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128
La UNNE finalizó el proceso de recepción de las fichas de salud de los ingresantes del Ciclo Lectivo 2016, e inició un análisis de los datos de las historias clínicas para evaluar el estado de salud de los estudiantes, hábitos alimentarios y de actividad física, así como identificación de alumnos con discapacidad o enfermedades relevantes.
 
Desde el Ciclo Lectivo 2016, la Dirección de Salud Universitaria de la UNNE, dependiente de la Secretaría General de Asuntos Sociales, centralizó la emisión de certificados de “buena salud” a los alumnos ingresantes. 
 
Antes esa certificación podía ser expedida por instituciones sanitarias o profesionales de la salud, pero se resolvió centralizar esa tarea en la Dirección de Salud Universitaria con el objetivo de optimizar los controles, pero también de poder elaborar una “hoja de historia clínica” del estudiante.
 
Durante el primer semestre de este año se completó el esquema de presentación de las más de 12.000 carpetas o informes de salud de los ingresantes, y se inició una tarea de revisión de las fichas para hacer un análisis general de la situación de salud, actividad física, alimentación, existencia de discapacidades, adicciones, y demás variables relevadas en los certificados de salud.
 
El doctor Luis San Lorenzo, responsable de la Dirección de Salud Universitaria, explicó que centralizar la certificación de las carpetas Salud le permitió a la UNNE tener una “historia clínica” de sus ingresantes, y garantizarle el acceso inmediato a los servicios de atención de salud que brinda la Universidad.
 
En ese sentido, comentó que si bien la tarea de análisis de las historias clínicas se inició recientemente, “ya hemos logrado realizar una primera mirada sobre la salud de los ingresantes”.
 
Sostuvo que empezaron a detectar la incidencia de algunas patologías predominantes como diabetes y enfermedades cardíacas, identificaron alumnos con discapacidades e identificaron hábitos nutricionales y de actividad física.
 
Entre algunos resultados preliminares se observan muchos alumnos con malnutrición, excesos de peso y déficit de peso, lo que pudo detectarse debido a que la ficha de salud requería datos de peso, talla, circunferencia abdominal e índice de masa corporal.
 
También se evaluó nivel y tipo de actividad física, alimentación y otros hábitos. Al respecto, se encontró por ejemplo una baja generalizada en la tendencia al tabaco y muchos casos de déficit en la alimentación.
 
Las fichas de salud permitieron además conocer si los ingresantes cuentan con obra social.
 
Se están evaluando otros indicadores como perfil psicológico, alteraciones de salud mental, y evaluaciones visuales.
 
“Son resultados preliminares que buscamos profundizarlos y revisarlos de manera más rigurosa, pero que ya demuestran la importancia de contar con información sobre los ingresantes” expresó el doctor San Lorenzo.
 
Sostuvo que esperan que el análisis de la información posibilite identificar alumnos que requieran un seguimiento y atención, y diseñar estrategias de prevención para la comunidad universitaria en general.
 
Reiteró que con la decisión de centralizar la emisión de los Certificados de Salud, todos los ingresantes de la UNNE tienen su historia, y la idea es progresivamente ir alcanzando al resto de la población de estudiantes universitarios.
 
Otra de las metas es poder digitalizar la información relevada que aportan las Carpetas de Salud que actualmente presentan los ingresantes en formato papel.
 
Leer más...
none