Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

La Cámara Federal de Apelaciones aceptó la inhibición presentada por el camarista José Luis Alberto Aguilar en la causa que investiga asociación ilícita, lavado de activos, entre otros delitos, en el marco de la contratación de la empresa PIMP SA.

El fallo, firmado por la camarista federal Rocío Alcalá, hizo lugar al pedido de inhibición presentado por el propio Aguilar y con esto se lo aparta del conocimiento de la causa y de todas las incidencias. La decisión se fundamenta en un ánimo negativo para continuar al haberse puesto en duda su imparcialidad, más allá de haber expresado que actuó conforme a derecho.

La Cámara explica en el fallo que tiene en cuenta lo expuesto por el camarista para tomar esta determinación y el inicio de una investigación sobre presunta violación de deberes de funcionario público, iniciada por el fiscal federal Patricio Sabadini respecto de la actuación del camarista y un viaje que habría realizado este último con Mario Algarate, abogado defensor de Rolando Acuña, imputado en la causa PIMP.

Se comunicó la definición ante la Cámara Federal de Casación Penal a fin de que disponga la designación de un vocal para que ocupe el lugar de Aguilar y se continúe con la tramitación de la causa que tiene como principales imputados y procesados a la exintendente de Resistencia y actual diputada nacional, Aída Ayala, y al exsecretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Jacinto Sampayo.

SOBRE EL MANEJO EN MEDIÁTICO

En otro párrafo, el fallo de la Cámara de Apelaciones exhorta a las partes intervinientes en la causa en cuanto al manejo en los medios de prensa y requiere canalizar planteos a través de los institutos previstos por la normativa procesal, “sin recurrir a mecanismos que apelan a la opinión pública como destinataria de sus quejas, ejerciendo solapadamente una presión mediática en base a suposiciones antojadizas”.

Leer más...