Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

Tras los 170 milímetros de agua caída y un fuerte temporal de viento en pocas horas, la Intendente María Luisa Chomiak acompañada por concejales y su gabinete brindaron un informe de la situación actual de la ciudad.

Pese a la contingencia climática que se presentó en pocas horas durante la jornada del jueves, “fuera de toda previsión, la evaluación es buena en general con un 80 por ciento de la ciudad normalizada. El personal municipal sigue trabajando intensamente en las zonas más afectados donde hubo alrededor de 70 árboles caídos, gran cantidad de cables cortados  que dejaron sin luz a muchas familias y  aún permanecen afectados por el agua algunos sectores de la ciudad”.

La jefa comunal precisó: “hubo una gran cantidad de agua que cayó en pocas horas, hoy podemos decir que está normalizada la situación en gran parte de la ciudad, solo quedan algunas zonas como el barrio Juventud, la calle Lavalle, se asistió a las familias  en el barrio Municipal, el barrio Mocoví. Ha sido una tormenta muy fuerte, ocasionando una cuantiosa caída de árboles, alrededor de 70, sin lamentar que haya pasado algo grave a ninguna persona, gradualmente vamos volviendo a la normalidad”.

En cuanto al resto de los canales, Chomiak mencionó que l”os trabajos se hacen con la colaboración de muchas personas y maquinarias como las de la empresa Ilag que está ayudando con los trabajos. Quiero agradecer a la comunidad, a las instituciones, a todas que se acercaron a ayudar, a los concejales, pero quiero detenerme en el empleado municipal, que una vez más en el medio de la tormenta salieron a las calles de las diferentes secretarías, destacar esta participación que más allá de sus obligaciones, lo hicieron con el mayor de los compromisos”.

Además felicitó a los vecinos por el compromiso en la limpieza de sus canales de desagüe, “esto es algo para destacar”, a la vez que cuestionó a quienes siguieron circulando en vehículos por las zonas con más agua y provocando que el agua entrara a las casas y negocios de otros vecinos, “esto no puede suceder”, apuntó. “Me quedo con el compromiso de todas las personas que estuvieron trabajando”. 

Federico Damilano, responsable de Obras Públicas, se sumó a este agradecimiento a los empleados municipales “por el sentido de pertenencia que los llevó a andar bajo la lluvia, en el barro, desplegando una enorme trabajo. Ninguna ciudad está  preparada para una gran cantidad de agua como la que quedó los desagües funcionaron al límite hay un tercer cana que esta en construcción y proyectamos un cuarto canal en la zona de Juan José Paso e Ituzaingo que esperamos poder hacer. Estamos a disposición de todos los vecinos por cualquier inconveniente que tenagan”, expresó.

Por su parte Silvina Pereyra, de acción Social, se refirió a la familia evacuada del barrio Municipal y que se encuentra contenida por el área municipal y alojada en el salón parroquial. Resta encarar la refacción de la vivienda, para ello convocarán a la gente de Desarrollo Social de la provincia. La funcionaria destacó el trabajo de las secretarías de Servicios y Obras Públicas, gracias a eso no hubo tantas casas anegadas, la mayor parte de las filtraciones fue por techos y ventanas, lo que habla de una buena situación en general en cada parte de la ciudad.

 

 

Leer más...