Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Lo afirmó José Martínez, integrante de la Cámara Chaqueña de la Construcción, quien hizo un análisis de la situación en el sector.

"Se ha frenado la construcción en Sáenz Peña, uno ve las obras paralizadas, enyuyadas, con escombros en la vereda, con las chapas retorcidas y no es de un día o dos",  dijo Martínez al señalar la situación por la que atraviesa el sector. "Nos podemos dar la mano con los productores porque a nosotros nos afecta  de una manera tremenda, estamos pagando las consecuencias  del clima que fue el detonante para que esta actividad haya caída de una forma precipitada al margen de lo que está pasando con la economía", reafirmó.

Sostuvo que "la obra privada siempre fue un paliativo en situaciones de ´parate´ del sector, lo cual a nosotros nos llama mucho la atención que el Gobierno Nacional haya tomado este tipo de políticas económicas  en el marco de la construcción cuando en cualquier estado en cualquier parte del mundo, la obra pública es el caballito de batalla  para paliar cualquier tipo de situación y siempre es en aras de solucionar temas de infraestructura o lo que este necesitando el estado en ese momento – dijo -. Acá no se hizo nada,  se paró la construcción de una manera tremenda, todo el mundo sabe que las construcción  es una de las industria que motoriza muchas otras que van concatenadas y el hecho  de que la construcción ´parate´ por detrás sufren las mismas consecuencias porque dependen de este sector".

Se perdieron alrededor de 20 mil puestos de trabajo

En cuanto a la gente que se quedó sin trabajo en este tiempo dijo Martínez que si bien no tiene un dato concreto  estima que "en la actualidad como están las cosas en el Chaco debe haber unas 20 mil personas afectadas por la crisis".

En relación  a las obras en sí, sobre todo las que otorgan los Gobiernos tanto nacionales, provinciales como municipales, dijo el referente de la construcción que hubo una  baja importante en el último periodos de los últimos gobiernos, lo cual se agigantó notablemente en este último tiempo. "Las empresas veníamos con contratos firmados del Gobierno, obras  paralizadas lo cual para las empresas siguen representando costos directos o indirectos que de alguna manera hay que salir a sortearlos.

En particular esta empresa se vio afectada por obras con proyectos provinciales con fondos nacionales que son viviendas paradas desde el año 2015 en adelante y nosotros tenemos que estar renegando hasta con los malvivientes que te roban en las obras, hasta que el algún momento esto se reactive. 

Créditos Procrear

Al ser consultado sobre los créditos Procrear, dijo Martínez que en cierta medida fueron positivos, "si bien los valores eran muy irreales, porque no cubría el 50% del real costo pero no obstante, algo motorizo , en la zona se notó la gente que  podía agregarle a ese crédito, incrementándole con sus ahorros pudo concretar sus proyectos en un 70%."

También los albañiles sufren

Debido a la crisis que afecta no solo al sector de la construcción sostuvo Martínez que las empresas que aún siguen en pie día a día solo sobreviven, "creo que están  únicamente en pie las empresas que han sido austeras, que no han gastado en cosas que no correspondía".

Señaló además que este ajuste sistemático por parte del gobierno nacional, con este ajuste no ha quedado nadie afuera, salvo las mega empresas que si siguen trabajando, pero el hilo se corta por lo más delgado y el que más sufre es el albañil de barrio, hace el día a día, y cuando no pudo conseguir una "changa" ese día no puede llevar alimento a su casa.

Leer más...