Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

Emilio Badin bioquímico de Sáenz Peña denunció el ataque que sufrió ayer junto a su familia de parte de los manifestantes que cortaban la ruta 16 a la altura de Quitilipi.

Con esta ya son tres las denuncias de personas que sufrieron ataques por parte de quienes cortan la ruta. La primera la hizo un camionero, Pedro de la Cruz Fuentes, oriundo de Villa Berthet, quien denunció que a la altura kilómetro 150 aproximadamente fue atacado a ladrillazos por integrantes del movimiento 18 de Abril, liderado por Sandro Ferreira, lo que le ocasionó lesiones.

La otra denuncia fue radicada por Alfredo Cesar Narduzzi quien viajaba desde Villa Ángela hacia Resistencia en su camioneta, cuando al llegar a la altura del kilómetro 157 en la entrada de Quitilipi se encontró con un corte de ruta que impedía su paso.

Según indicó el denunciante, su trayectoria era obstruida por no más de tres personas que quemaban cubiertas. Al solicitarle que lo dejaran pasar, éstos se negaron y decidió esquivar el bloqueo para seguir su camino; al hacer unos metros, escuchó una fuerte explosión en su vehículo y al mirar notó que la luneta trasera se encontraba con daños.

Una embarazada herida

La tercera denuncia la radicó esta mañana Emilio Badin, un bioquímico de Sáenz Peña, en la misma dejó constancia que cuando regresaba desde Resistencia hacia Sáenz Peña en su vehículo junto a su esposa e hija, que se encuentra cursando la novena semana de embarazo, sufrieron lesiones por parte de los manifestantes.

Al momento de llegar a Quitilipi, en el primer acceso viniendo desde Resistencia; la familia se topó con el piquete que interrumpía el tránsito de la Ruta nacional. Allí, según relataron esperaron alrededor de una hora y media. “Luego de ese lapso de espera, mi hija comenzó a sentirse mal producto de la insolación y quizás su estado de embarazo. En ese momento, la Policía liberó uno de los carriles para continuar el viaje, pero sin embargo al hacer unos metros en el segundo acceso de la ciudad, nos encontramos con otro corte que no dejaban pasar ni siquiera a la ciudad”, relató el hombre.

El profesional explicó que teniendo en cuenta la situación de salud de su hija intentó pasar por la banquina contraria y, en ese momento, las personas que cortaban el tránsito arrojaron cascotes hacia el vehículo. Provocaron la rotura del parabrisas y del vidrio de la puerta trasera que golpeó la cabeza de la mujer embarazada, provocándole una lesión detrás de la oreja.

Tras continuar el viaje encontró un tercer grupo de personas en el acceso a la estación de servicio; paró el vehículo y le explicó a uno de los manifestantes lo que le había pasado su hija, pidiéndole que lo dejara pasar. El hombre accedió el pedido y retiró de la ruta las maderas que interrumpía el tránsito.

En su denuncia, Badin dejó constancia de la impotencia que sintió en ese momento: “Nos sentimos acorralados, no tenía acceso ni para ingresar a la ciudad de Quitilipi”. Además, señaló que radicó la denuncia para que “las autoridades judiciales, actúen, tomen razón del hecho ocurrido”.

 

 

Leé también: Manifestantes atacaron a un camionero a ladrillazos

Leer más...