Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Mía era una puma de un año de edad domesticada, que convivió en una casa de familia de Charata hasta que fue trasladada al Complejo Ecológico de Sáenz Peña, dónde pocas semanas después murió. Distintas voces cuentan su verdad sobre la vida del animal.

Tras las palabras de la voluntaria y protectora animal, Cinthia Figueroa, este medio se contactó con el director del Complejo Ecológico Municipal Jorge Garcían, quien detalló lo sucedido.

El pasado 30 de mayo, tras la denuncia de un vecino, Mía fue trasladada desde Charata hasta el complejo saenzpeñense por la Dirección de Fauna de la provincia del Chaco. "Como al animal se lo veía mal, la gente de Fauna había sacado fotografías del lugar donde se encontraba que revelan que estaba encadenado y en una casucha improvisada con chapa y ladrillos, el animal no se podía mover. Lo llevamos directamente a una veterinaria que le hizo una revisión completa al animal y encontramos cosas gravísimas, que fue comprobado luego con radiografías y estudios", detalló García.

De los estudios a los que fue sometido el animal, “descubrimos que no tenía movilidad en uno de sus miembros, el delantero izquierdo. No podía caminar, tenía problemas en el vientre por una evidente atrofia muscular. Se comprobó que tenía una fractura de vieja data y un bolo fecal de unos 10 o 12 días, es decir que el animal no defecaba desde hacía 12 días”, señalo.

A partir de ese momento, “se intentó recuperarlo, ganó un poco de peso pero nada más pudo hacerse. Su estado era producto del maltrato que sufrió anteriormente”.

Resultado de los estudios

Tras los resultados de los estudios, el 12 de septiembre García emitió un informe con destino a la Dirección de Fauna.

En el escrito hace especial mención en el estado en que fue encontrado el animal e hizo un pedido: "Como usted podrá observar, surge del informe que estamos ante la presencia de un caso extremo de maltrato y crueldad animal y será imposible que este animal tenga una vida normal en el futuro. Por lo expuesto y por lo que surge del informe, solicito se le aplique a los responsables la máxima penalidad establecida por las leyes para estos casos".

La muerte de Mía

Sobre la muerte del animal, dijo que "el puma murió el día domingo 15 de septiembre y el detonante final fue un cólico renal, producto de su problemática generalizada. Presentó hipotermia, dificultad respiratoria, vómitos y finalmente muere  a las 14.20. Hacia una semana que estaba internada por presentar inapetencia, vómitos, dificultades respiratorias, presentaba gastritis. El animal muere como consecuencia de todo el maltrato recibido a lo largo de toda su vida".

A partir de esta situación, solicitó colaboración a la Asociación de Abogados y Funcionarios por los Derechos de los Animales y ellos se constituyeron en querellante y realizaran la correspondiente denuncia.

Sobre el caso de este puma, dijo García que “en los 41 años que tengo frente del Complejo nunca vi una situación similar. Hemos recibido animales accidentados que uno los ve y dice que es imposible que se recupere, peor es un accidente, pero un animal que haya estado en un domicilio y en ese estado es terrible", finalizó.

 

* Foto donde fue encontrado el animal, según el Complejo Ecológico de Sáenz Peña.

Leer más...
none