Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

La Oficina de Defensa al Consumidor, dependiente del Municipio de Presidencia Roque Sáenz Peña, realiza controles de constatación en las plantas distribuidoras de gas desde hace 15 días para verificar que cumplan con todos los requerimientos al momento de vender.

La Resolución N°5, vigente desde el 2018 del Ministerio de Energía, fija que la garrafa de 10 kilogramos tiene un costo de $230 en las distribuidoras existentes en la ciudad que son: Amarilla Gas, Total Gas, YPF Gas y Dellamea Gas.

"Nuestros inspectores especializados realizan las actas correspondientes y se la elevan a la Provincia a la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y al Ministerio de Energía de la Nación, desde donde se aplican las multas que corresponden", detalló Josefina Codutti, directora del área.

Actualmente existen denuncias en las Oficinas de Defensa al Consumidor referentes a los precios exorbitantes que se aplican en las bocas de expendio, por lo que el área correspondiente instaló un gazebo frente a una de las distribuidoras.

"Vamos a brindar asesoría a los vecinos sobre sus derechos y así tengan conocimiento de los precios que se manejan actualmente. Nos sorprendimos al confeccionar planillas de consultas a los ciudadanos, manifestaron que están pagando hasta $350 la garrafa de 10 kilogramos", señaló la funcionaria.

Esta actividad se aplicará en las demás distribuidoras de la ciudad, a las que el consumidor deberá exigirle una factura en la que se refleje el precio que le cobraron.

Leer más...