Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Cerca de este mediodía, el intendente de Quitilipi, Carlos Casalboni, quedó en libertad bajo caución juratoria, tras estar varios días en prisión por una causa de lesiones, amenazas y abuso sexual con acceso carnal hacia si exesposa.

La Justicia le quitó los delitos por abuso sexual, por lo que quedaron los de lesiones leves calificadas.

El abogado querellante, Miguel Lukach, había contado que su defendida le relató lo sucedido y que todo comenzó cuando Casalboni ingresó al domicilio donde ella habita.

"Se produjeron lesiones en el marco de violencia género, ella alcanzó a salir del lugar y como consecuencia de ello, si bien dilató uno o dos días, porque se tuvo que ir a otro lugar para no ser encontrada", explicó.

"Ella dice que ya vivía todo tipo de violencia con Casabolni y luego detalló todo lo que ocurrió ese día", agregó el abogado.

Lukach dijo que en este caso estaban separados de hecho y ocurrió alguna situación no querida por el imputado y en consecuencia se produjo esta situación violenta.

En cuanto a las pericias médicas y los informes forenses señaló la querella que "están acreditadas las lesiones, agravadas por la situación de ambos, como así también está acreditado claramente y de manera enfática un presunto abuso, eso también está acreditado en el informe médico".

"Por eso más allá de las testimoniales que se puedan llevar adelante, de declaraciones de distintos  personajes municipales o no, los  elementos puntuales y consignados en el informe médico son contundentes", sostuvo Lukach.

Aclaró además que "en este tipo de figuras penales, lo consignado en el informe médico es fundamental importancia, cuando hablamos de lesiones, de abuso sexual, el informe médico es contundente, más allá de las pruebas que se puedan cotejar, digo que son contundentes porque siempre ese tipo de hechos se dan en un ámbito privado, un abuso sexual no se da en un ámbito público".

Leer más...