Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Durante el 32° Encuentro Nacional de Mujeres, se vio a un gran grupo de mujeres marchar y circular por la calle con pelucas rosas y fucsias, eran las Socorristas en Red.

Son un grupo de mujeres que se extiende a lo largo y ancho del país que generaron espacios de consejerías y acompañamientos para mujeres que necesitaban practicarse un aborto.

“Lo primero que vamos a aclarar es que no estamos a favor del aborto, sino todo lo contrario, estamos a favor de la vida y accionamos para que las mujeres no mueran por abortos mal practicados en inseguros”, dijo una de ellas. Es por eso, que tarea es acompañar y garantizar que el derecho a una salud para que quienes decidan terminar con su embarazo, lo hagan acompañadas, cuidadas y seguras.

Nucleadas en la de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, las Socorristas afirman que “cuidan la salud de quienes abortan y construyen autonomías corporales”, entendiendo que el cuerpo de las mujeres aún no es propiedad de ellas, sino de la sociedad.

En chaco, la red actúa de Facebook donde se las puede encontrar como Socorro Rosa Chaco Corrientes o a través de la línea telefónica 0362 154536461 (Claro), que es autogestionada. A la cual se puede comunicar una mujer para recibir ayuda, o bien para colaborar cargando crédito.

Al recibir una consulta a la línea se inicia un trabajo de acompañamiento, tanto colectivo como personal con la mujer que necesite interrumpir un embarazo. Este espacio habilita la posibilidad de que la persona encuentre una oportunidad para ser escuchada, para que pueda plantear sus dudas y disponga de contención y asesoramiento.

MÉTODOS

Las Socorristas proponen un método seguro, tranquilo y acompañado para practicarse un aborto a través de la ingesta (sublingual, vaginal o bucal) de una pastilla llamada “misoprostol”.

Es un medicamento que produce contracciones uterinas y por ello se usa para provocar el aborto. Permite a las mujeres, y a todas las personas con capacidad de gestar, realizarse un aborto seguro en sus casas, preferentemente hasta las 12 semanas de gestación.

Según la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (FLASOG) abortan 9 de cada 10 mujeres que lo utilizan. Su nombre comercial varía según los países de procedencia, podés encontrarlo como: Oxaprost, Cytotec, Citotec, Arthrotec, Cyprostol, Misotrol, Misotac.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó el misoprostol entre sus medicamentos esenciales, ya que está comprobado que su uso aumenta la seguridad y reduce riesgos en prácticas de aborto auto-inducidos, en particular en países donde el aborto es ilegal. Actualmente se utiliza con mucha frecuencia en África, Latinoamérica y el Caribe.

El procedimiento es muy sencillo y para su aplicación, aparte de recurrir a la línea telefónica, se puede consultar un manual en el blog de Socorristas en Red.

(Foto de Tatiana Gerzenstein)

ABORTO NO PUNIBLE

En Argentina, la interrupción del embarazo ya es “no punible” si uno se basa en el artículo 85 incisos I y II del Código Penal. El mismo, establece que “el aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta, no es punible si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios”; o “si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto”.

Según la Organización Mundial de la Salud, la salud implica el “completo estado de bienestar físico, psíquico y social, y no solamente la ausencia de enfermedades o afecciones” (OMS, 2006).

En este marco, el Ministerio de Salud Pública de la Nación, estableció el protocolo ILE (Interrupción Legal del Embarazo), que garantiza un aborto seguro para una mujer, al cual se adhirieron varias provincias, entre ellas Chaco.

El protocolo establece expresamente que “la decisión de la mujer sobre qué tipo de peligro está dispuesta a correr debe ser el factor determinante en la decisión de requerir la realización de una ILE”. De esta forma se eliminan los obstáculos al acceso a este tipo de prácticas y adecua los lineamientos para que puedan acceder las mujeres, niñas y personas trans sólo bajo las causales de peligro la vida o la salud de la mujer o cuando el embarazo fuese producto de una violación.

Además indica que las mujeres y niñas que desean acceder a la práctica, deben contar con información clara, completa, oportuna, veraz, comprensible y en lenguaje accesible; en un espacio de confidencialidad y privacidad.

También se incorporan avances respecto del grupo de jóvenes y niñas, conforme los nuevos preceptos establecidos en el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, reconociéndolos como sujetos de derecho con capacidad para tomar las decisiones relativas a su salud sexual y reproductiva de manera informada.

 

ESTADÍSTICAS SOCORRISTAS

Según el último informe, en el año 2016, las Socorristas brindaron información sobre aborto con pastillas a 4.871 mujeres. Un promedio de 13,5 mujeres por día. Además, acompañaron 3.799 en abortos autogestionados con medicamentos y a 154 al sistema de salud para el acceso a ILEs.

En tres años de activismo, unas 7.958 mujeres accedieron al aborto seguro a con misoprostol: 1.116 en 2014, 2.894 en 2015 y 3.953 en 2016.

De 3799 mujeres que abortaron acompañadas por las Socorristas feministas, el 18,8% estaba únicamente acompañadas por Socorristas en el momento del aborto, el 57,8% tenía hijos, y 5 de cada 10 mujeres tenían más de 25 años.

El 60,6% manifestó ser creyente – de las cuales el 78,7% dijo no ser practicante de una religión-; mientras que el 68,8% que asistieron a talleres informativos sobre el aborto es creyente de alguna religión.

Asimismo, de esas 3.799 mujeres que abortaron, el 42,2% dijo haber sufrido violencia sexista, solo un 29,5% realizó alguna denuncia en organismos estatales y el 54,7% tenía pareja estable en el momento de decidir abortar. En tanto que el 54,9% trabaja, pero el 60,6% no percibía el salario mínimo vital y móvil (7.560 pesos en 2016), y el 13,2% son profesionales con estudios terciarios y/o universitarios.

El 54,1% de estas mujeres manifestó haber usado algún método anticonceptivo (MAC) para evitar el embarazo, en el 30,9% de ellas el embarazo se produjo por una falla del MAC. De las mujeres que no usaron el MAC, el 23,1% dijo que la decisión fue tomada por voluntad de sus parejas.

El 95,5% abortó a partir de un único tratamiento con medicamentos (misoprostol), el 12,7% concurrió a una guardia médica dentro de las 72 horas de haber usado la medicación, el 79,9% accedió a un método anticonceptivo después del aborto.

Leer más...
none