Sábado, 13 Febrero, 2021

“Me cortaron las piernas”, dijo parafraseando a Maradona un rockero que no podía entender cómo iba a presenciar sentado un recital de una banda tributo a Los Redondos. Pero lo hizo. La mayoría de los asistentes respetó cada una de las recomendaciones sanitarias en la primera noche de los recitales, eventos artísticos y recepciones que se desarrollaron anoche, tras meses de inactividad por la pandemia.

Reina Momo es una de las principales bandas tributo a Patricio Rey y sus redonditos de ricota, para muchos fieles seguidores: la mejor. Otro de los méritos que se suma a este grupo de amigos es el hecho de ser la primera en la provincia en tocar en contexto de pandemia con protocolos a la medida. A partir de ahora, seguirán las actividades con los procedimientos que serán una nueva costumbre, al menos en el corto plazo.

Pasada las 20 horas comenzó el ingreso de los espectadores al Coliseo Disco, los mismos debían registrar sus datos en una planilla, ser higienizados con alcohol en gel y con la temperatura controlada. El ingreso debía ser con barbijo, luego se cada asistente debía ubicarse en las sillas distanciadas o en las “burbujas” disponibles para quienes asistieron en grupo.

Minutos antes de las 21.30 horas, la banda comenzó a sonar y el espíritu del rock pareció resurgir. Para muchas de las personas presentes había pasado más de un año si poder presenciar una banda en vivo. Desde sus sillas, muchos comenzaron a agitar los brazos y a cantar –o gritar- las canciones que acompañaron gran parte de su vida.

Completada la primera mitad del show, la banda estableció un intervalo de 15 minutos para que los asistentes puedan ir al baño o acercarse a la cantina. El regresó contó con los mejores temas, o al menos con los que hacían que seguir sentado sea una tarea casi imposible. Algunos se pararon y se mantuvieron en el lugar, otros se acercaron al escenario hasta que una advertencia de Juan Montenegro, líder de la banda, obligó a que la normalidad se recupere.

Nueva etapa

Diario TAG dialogó con Marco Antonio Martínez, representante legal del Coliseo Disco, quien contó que el primer concierto en vivo implicó “un arduo trabajo, que implicó reuniones, consensos y protocolos”. “Resistimos”, dijo sobre el casi año sin poder abrir aunque indicó comprender la situación sanitaria.

Para Martínez, la actividad recreativa es un eslabón clave en una “cadena económica” que se retroalimenta y “favorece a muchas familias”.

“La cultura, el arte, la música y el deporte  también son un canal para las otras enfermedades que acarrea la pandemia: la depresión”, dijo al resaltar la vuelta de los shows de rock, de cumbia hoy sábado y hasta de folclore.

Protocolos a tener en cuenta

“Los protocolos son el registro dentro de Tu Gobierno Digital, no podemos vender entradas en puerta, se las puede conseguir en preventa. En el ingreso se controla la distancia, limpieza de manos y mantener la burbuja sanitaria que es compartir con las personas con las que tenemos un vínculo y que no nos excedamos sin estar con barbijos en lugares compartidos”, detalló Marco Antonio Martínez.

Hacé click y dejá tu comentario 

Leer más...
none