Lunes, 19 Abril, 2021

Desde horas tempranas, y como cada 19 de abril, un centenar de personas comenzó a acercarse al santuario de San Expedito ubicado en la Laguna Argüello. Este 2021, como el año pasado, atravesado por la pandemia.

Más allá de eso y de las disposiciones establecidas en las últimas horas para contener el avance del coronavirus, un centenar de devotos se acercaron con el barbijo colado y velas en mano para rezar.

“Soy muy creyente de San Expedito, gracias a él tengo hoy la vida, tengo mucha que agradecerle. Toda mi familia está bien, conseguí trabajo gracias a él, gracias a Dios estamos todos bien. Hay que tener mucha fe para estar con él. Muchas cosas le pedí y él me cumplió”, dijo una de las mujeres que se acercó al lugar.

El santo

San Expedito es el patrono de las causas urgentes y también se lo considera patrono de los jóvenes, socorro de los estudiantes, mediador en procesos y juicios, y protector de la familia y de los enfermos.

Según una leyenda popular, provenía de una familia patricia, siguió la carrera militar y llegó a ser Comandante de las legiones romanas y si bien gozaba de los privilegios de las clases superiores, en su corazón se encendía la llama de la fe cristiana a medida que iba conociendo la prédica y el testimonio de los cristianos.

Luego de una batalla, decidió convertirse pero, cuenta la leyenda, que ante su inminente decisión, se le apareció un cuervo que trató de persuadirlo al grito de "Cras", que significa "mañana" en latín. Al instante, Expedito reaccionó respondiendo: "Hodie", cuyo significado es "hoy" y agregó: "No lo dejaré para mañana, hoy seré cristiano" y pisoteó al cuervo, dejando inquebrantable su opción de fe.

La legendaria narración dice que en el año 303, junto con otros soldados conversos, murió mártir en la persecución del emperador Diocleciano. 

Leer más...
none