Martes, 2 Diciembre, 2014

Cables eléctricos y de red sueltos por todos lados, restos de escombros, residuos, garrafas y todo tipo de suciedad. No se trata de un edificio abandonado hace décadas, sino del concurrido y vital edificio anexo de la Legislatura, donde funcionan las oficinas de los diputados, junto al Nuevo Banco del Chaco.

Recordando los incendios que la sede soportó, uno de ellos de magnitud hace algo más de dos años, estas imagenes actuales cobran notable importancia.   

Diario TAG los invita a realizar este recorrido fotográfico para conocer el estado en que se encuentra, testimonio gráfico de la urgente necesidad de contar con un edificio para el Poder Legislativo acorde a las circunstancias y, sobre todo, seguro para quienes diariamente lo deben transitar.

Leer más...