Miércoles, 24 Febrero, 2016

Se dió inicio al trabajo de excavación a orillas del arroyo Guaycurú con el fin de buscar a personas desaparecidas y que fueron fusiladas en la Masacre de Margarita Belén, también a detenidos y desaparecidos del Centro Clandestino de la Brigada de Investigaciones y a militantes de las Ligas Agrarias.

En horas de la mañana sobre la ruta nacional 11, kilómetro 1044 se hicieron presentes en el lugar la jueza Federal Zunilda Nirenperger, Federico Martin Carniel, fiscal General ante el Tribunal Oral Federal de Resistencia; el fiscal Diego Jesús Vigay; Juan Carlos Goya, secretario de DDHH del Chaco; Silvia Robles y Paulo Pereyra, asesores de la Secretaría de DDHH.

El lugar fue identificado por el relato de un testigo que trabajaba cerca, quien habría escuchado ráfagas de ametralladora a la madrugada y habría visto luego un montículo importante de tierra y sangre.

Entre los desaparecidos se busca a Fernando Piérola, Roberto Yedro, Reynaldo Zapata Soñez, Juan Carlos Fernández, Delicia González, Raúl Caire, que fueron fusilados en la Masacre de Margarita Belén; a ciudadanos desaparecidos del Centro Clandestino de la Brigada de Investigaciones los militantes del PRT: Abel Arce, Sara Fulvia Ayala, Pedro Morel, Enzo Lauroni, Mónica Judith Almirón, y también a detenidos desaparecidos de Ligas Agrarias: Carlos Héctor Orianski, Secundino Vallejos Rogelio Vocouber, Luis Fleitas y Armando Molinas.

La búsqueda y localización de una fosa común es llevada a cabo por peritos forenses del CAMIT (Colectivo de Antropología, Memoria e Identidad de Tucumán) y la colaboración de peritos de la Gendarmería Nacional.

Cabe destacar que el equipo del CAMIT realizó el trabajo de remoción e identificación de más de 48 personas desaparecidas en Pozo de Vargas (ubicado en las afueras de San Miguel de Tucumán) que funcionó entre 1975 y 1981 como lugar de enterramiento clandestino de militantes políticos y sociales secuestrados por las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

 

Leer más...